LOS COMIENZOS
 
Yacimiento de Atapuerca
Yacimiento de Atapuerca, Burgos.
La vida de los primeros homínidos de la península iberica está siendo descifrada gracias a los distintos trabajos realizados en las excavaciones arqueológicas repartidas por todo el país. Quizás sean las de la sierra de Atapuerca, en Burgos, la que más información y sorpresas nos ha aportado.
 
Hace más de un millón de años que grupos sociales de nómadas llegados de África (Homo antecesor 790.000 a.C., yacimiento de La Gran Dolina en Atapuerca) poblaron las riberas, habitando en lugares que empezaron a ser "más estables" al modificar su forma de vida a hábitos más sedentarios: caza, pesca, recogida de frutos... Estas primeras "viviendas" se establecieron en cuevas protegidas de un entorno agresivo, en las que se vivía y moría, convirtiéndose así, en vivienda y tumba, eso sí, solo durante el tiempo que se utilizaban, ya que eran comunidades nómadas y cambiaban de cueva por circunstancias variables de supervivencia (Homo heidelbergensis 300.000 a.C., en la Sima de los Huesos en Atapuerca).
 
En verdad, no podemos hablar de arquitectura, más bien de caverna-vivienda protectora, no tenemos constancia de la modificación de estas cuevas, de su adecuación o compartimentación física.
 
EDAD DE PIEDRA
 
La evolución humana (Homo sapiens neardentalensis que se extingue y Homo sapiens sapiens) lleva consigo la aparición de expresiones artísticas.
 
En la Edad de Piedra aparece por primera vez la relación entre las artes decorativas y la "Arquitectura" -si es que ya puede llamarse así-, las cuevas son decoradas con pinturas. Los conceptos de vivienda, magia, y belleza se unen. Esta época -Edad de piedra- se divide cronológicamente en tres etapas, el Paleolítico -antigua edad de piedra-, el Mesolítico y el Neolítico -nueva edad de piedra-.