VELAZQUEZVELÁZQUEZ
1599 - 1660

Presione en la imagen
para leer una pequeña biografía.

SpanishArts.com-ArteEspañol.es
Ampliar su biografía Ver más obras de Velázquez en la "Breve Historia del Arte"

Las Meninas / La Familia de Felipe IV
Pintado en 1656-57.
TAMAÑO ORIGINAL: 318 X 276 cm.

Este cuadro está considerado como una de las más grandes obras de la historia del arte, uno de sus secretos es el hacer algo relevante de una escena cotidiana. Velázquez, que fué llamado el pintor del "aire", refleja en él su propia jornada de trabajo: en el espejo de la pared trasera se reflejan el rey y la reina que es el tema de la pintura sobre la que está trabajando, la princesa mirando a sus padres, rodeada de sus ayudantes y al perro de la familia.
Aparecen en el cuadro el rey Felipe IV y la reina Mariana de Austria (reflejados en el espejo), La Infanta Margarita (en el centro) rodeada de Isabel Velasco y Agustina Sarmiento (las meninas), en la parte derecha del cuadro los enanos María Bárbola y Nicolás Pertusato, este último entreteniendose con el mastín situado a sus pies. Detrás de ellos están Marcela de Ulloa y un personaje no identificado. Al fondo, justo el el punto de perspectiva de la composición, aparece el aposentador de la Reina, el caballero Don José Nieto debajo del quicio de la puerta. Por último, casi en penumbra aparece el pintor trás de su lienzo.

Velazquez
Pulse en la imagen para ampliarla
Las Meninas / La Familia de Felipe IV
(Detalle: Infanta Margarita)

Pintado alrededor 1656-57.
 
Infanta Margarita, la pieza central de "Las Meninas" de Velázquez. Nunca una pintura de un individuo de la realeza ha sido rodeado de tanta actividad y objetos.
Toda la atención está dirigida hacia la Infanta mientras busca a sus padres, el rey y la reina de España que están posando para el pintor.
Velazquez
Pulse para ampliar la imagen

Velazquez
Pulse en la imagen para ampliarla

La Fábula de Aracne - Las Hilanderas
Pintado sobre 1644-48.
TAMAÑO ORIGINAL: 222 X 293 cm.

Pintado sobre 1644-48 "Las Hilanderas" o "La Fábula de Aracne". Es una obra de sus últimos años, que representa la fábula de Aracne. La composición de las hilanderas consiste, como las obras posteriores, en situar el tema principal (mitológico) en el fondo (la Fábula de Aracne), como si fuese un complemento del tema frontal de la pintura (las hilanderas trabajando).
Velázquez sintetiza este trabajo con un extraorinario conocimiento de las posibilidades pictóricas y del sublime conocimiento del espacio y de la perspectiva.
La obra fue ampliada posteriormente con añadidos no realizados por Velázquez, en su parte superior, derecha e izquierda.

El Cristo Crucificado
Pintado sobre 1632 .
TAMAÑO ORIGINAL: 249 X 170 cm.

"El Cristo Crucificado" de Velázquez, refleja un dramatismo sereno, reforzado por un intenso fondo negro que contrasta con el cuerpo musculoso iluminado de Cristo.
La madera de la cruz que absorve la sangre, incrementa el drama de la muerte.
La tradición popular dice que Velázquez no podía copiar la expresión del lado derecho de la faz de Cristo y por lo tanto optó por cubrir el lado izquierdo con la cabellera.

Velazquez
Pulse sobre la imagen para ampliarla

Velazquez
Pulse en la imagen para ampliarla

La Infanta Margarita
Pintado sobre 1660.
TAMAÑO ORIGINAL: 127 X 107 cm.

Según los historiadores, esta es la última pieza pintada por Velázquez. La inició alrededor de 1.660 y fue finalizada por Juan Bautista Martínez del Mazo. Es difícil determinar lo que es original del artista y lo que no.
Fué confundido durante tiempo con el retrato de la Infanta María Teresa.

La Rendición de Breda o Las Lanzas
Pintado sobre 1634-35 .
TAMAÑO ORIGINAL: 307 X 367 cm.

Todas las figuras de esta pintura son retratos de los presentes en ese hecho histórico. Es la representación de un suceso real, casi una instántanea fotográfica del siglo XVII encargada a Velázquez por el Rey FelipeIV diez años después de suceder.
Es de resealtar la magnífica composición de la obra, dos grupos (vencedores a la derecha y vencidos a la izquierda) pero dentro de un nucleo comprendido entre los dos caballos que hay en cada parte. El tema fundamental, la entrega de las llaves de la ciudad de Breda, se situa en el centro teniendo como fondo el magnífico paisaje de tonos claros que hace que por contraste resalte la acción de los personajes.
También es interesante la intención de resaltar la justicia y benevolencia de las tropas vencedoras (españolas), representado en la acción de no dejar arrodillarse al vencido.
El vivo interés personal del pintor en este cuadro es evidente, lo refleja retratandose en uno de los individuos que aparecen en el cuadro, el último de la derecha del cuadro.

Velazquez
Pulse en la imagen para ampliarla

Velazquez
Pulse en la imagen para ampliarla

El Príncipe Baltasar Carlos a Caballo
Pintado:1634/35.
OTAMAÑO ORIGINAL: 209 X 173 cm."

Pintado en 1635, esta obra situa al Infante Baltasar Carlos montando a caballo en los jardines del palacio del Buen Retiro.
Las influencias italianas de Tiziano son evidentes, el claroscuro del paisaje y la figura, la sobre iluminación del torso del príncipe...
Es de destacar la pincelada a precisos impulsos y con distintos empastes con la que trabajó el paisaje de fondo.

El Príncipe Baltasar Carlos
Pintado:1634/35.
TAMAÑO ORIGINAL: 191 X 103 cm.

En una composición de gran simplicidad. La figura del infante está ligeramente inclinada a la derecha compensada con el ángulo de arcabuz y continuado por el tronco de la encina y limitado por sus ramas.
Además de ser un cuadro de exaltación de la figura del Principe, Velázquez se recrea pictóricamente en el perro que está durmiendo a sus pies. La fuerza que transmite y el tratamiento de las pinceladas hace que esta parte de la pintura haya sido encasillada como precursora del "impresionismo".

Velazquez
Pulse en la imagen para ampliarla

Velazquez
Pulse en la imagen para ampliarla

La Adoración de los Magos
Pintado: 1619.
ORIGINAL SIZE: 204 X 126,5 cm.

Esta pintura es diferente a todas las otras obras de tema religioso que pintó Velázquez. El tema de la epifanía, que el ocupa la parte central, está tratada con un estilo naturalista.
Esta composición se centra en la imagen de la radiante Virgen María y su hijo (Jesús), cuyos rostros están conformados y resaltados por la luz. Por le contrario el resto de figurantes, San José, los Reyes Magos y sus sirvientes, están acentuados por contrastes duros de luces y sombras acentudos por un paisaje de fondo oscuro.

La Fragua de Vulcano
Pintado: 1630.
TAMAÑO ORIGINAL: 223 X 290 cm.

Durante su estancia en Madrid, Velázquez admiró y adquirió las técnicas de Tiziano y Rubens, luego, en Italia, estudió los trabajos de Rafael y Miguel Ángel. La Fragua de Vulcano muestra el primer escalón de su madurez pictórica, influenciada por estos grandes maestros, sus pinturas comienzas a ser más profundas, ricas y más luminosas. Las figuras con cuerpos más pulidos. Sin embargo todavía pinta escenas mitológicas reflejadas en la vida diaria, de características alegres y con una representación simple de las actividades humanas.

Velazquez
Pulse en la imagen para ampliarla

Velazquez
Pulse en la imagen para ampliarla

El Triunfo de Baco o Los Borrachos
Pintado sobre 1628-29.
TAMAÑO ORIGINAL: 165,5 X 222,5 cm.

Es una adaptación mundana de la mitología; Velázquez rodea al joven Baco con "vulgares" campesinos. Son evidentes las influencias de las escuelas de Tiziano y de Rubens en el tratamiento del fondo y del cuerpo humano respectivamente.
Es de resaltar el contraste de los desnudos en una misma composición, uno regordete y pálido y el otro curtido y musculoso.


 
Ver más obras de Velázquez en la "Breve Historia del Arte"
 
Colabore con nosotros, visite nuestros "sponsors":

Regreso al Museo del Prado