Misas de
Juan del Vado
   Siglo XVII
 
   La música evoluciona hacia la policoralidad: composiciones para varios coros -excepcionalmente, hasta dieciséis voces-. Destaca una voz de solista con melodías que rompen la unidad renacentista. También se desarrolla el bajo continuo, que ya no será una voz más, sin abandonar la polifonía tradicional. La música de órgano mejora con nuevas técnicas de construcción. En el primero destaca Francisco Correa de Arauxo

Tientos y discursos
de Correa de Arauxo

 
   Aunque se ha perdido mucha música de esta época, consideramos que muestra un carácter genuinamente español.
 
   En la vertiente religiosa destaca Sebastián de Vivanco (?-1622), autor de motetes, López de Velasco (1584-1659), Juan del Vado (fl.1634) o Juan García de Salazar (?-1710). Los géneros fundamentales son los Villancicos, los Misereres y las Lamentaciones de Semana Santa.
 
   El tiento, acaso heredado de los vihuelistas, nace como combinación de acordes y melodías rápidas, para terminar significando ensayo o estudio.
 
   También la música profana tiende al solo con acompañamiento instrumental. Otra modalidad, la música escénica, se entrevera con el teatro español, entre cuyos actos se ofrecían obras musicales. Más vinculadas a la corte que al pueblo nacen las óperas y zarzuelas

Nuevo modo de cifra para tañer la guitarra...

 

Instrucción de música sobre la guitarra española...
   Se edita una obra de 1596: la Guitarra de cinco órdenes de Juan Carlos Amat (1572-1642), que ofrece el estilo de arpegio rasgueado. Lo sigue Nicolás Doizi de Velasco en su Nuevo modo de cifra para tañer la guitarra... (1640). Este instrumento de cinco cuerdas desplaza al laúd y a la vihuela, cuando aparece la Instrucción de música sobre la guitarra española... (1674) del turolense Gaspar Sanz (1640-1710). La continúan Ruiz de Ribaraz (1677) y Francisco Guerau (1684).
Ilustración a la obra de Gaspar Sanz

 

Blas Nasarre,
Escuela música
   Teoría y tratados
 
   Entre los teóricos destaca El Melopeo y Maestro (1613) del italiano Pedro Cerone (1566-1625) de Bérgamo, autoridad que trató en Madrid a músicos eminentes y sufrió los ataques del padre Eximeno.
 
   El organista Andrés Lorente (1624-1703) publica en El Porqué de la Música... (1672) observaciones sobre disonancias musicales. Una recopilación de composiciones la presenta Diego Fernández de Huete en Compendio numeroso (1702). Pablo Nasarre (h.1650-1730), teoriza sobre la filosofía de la música y recibe las críticas del padre Eximeno.

Compendio numeroso