Misa de
Cristóbal de Morales
    El siglo XVI
 
   En tiempos de Carlos V componen Mateo Flecha "el Viejo" (1481-h.1549), autor de Las Ensaladas (Praga, 1581), género que mezcla versos en diversas lenguas.
 
   Cristóbal de Morales (Sevilla, h.1500-1553) estudió en Roma, donde publicó algunas misas en 1544. Otros músicos fueron Pedro de Pastrana, Juan Vázquez o Diego Ortiz.
 
   A la época de Felipe II corresponden Gabriel Gálvez, Andrés Torrente, Juan Navarro o Rodrigo de Cevallos.
 
   En Sevilla trabajó Francisco Guerrero (h.1527-1599), que viajó a Italia y publicó su obra entre 1555 y 1589.

Cifra
para órgano

 

Officium Defunctorum
   La gran figura del siglo, Tomás Luis de Victoria (Ávila, 1548-1611), se formó en la Catedral de su ciudad natal. Trabajó en Roma y publicó unas 170 obras -65 motetes, 34 misas, 37 oficios de Semana Santa, Magnificat y Salmos- desde 1572. A partir de 1587 trabaja para la Emperatriz, a cuya muerte compuso un famoso Officium Defunctorum (1605) para seis voces.
 
   Su policoralismo -composiciones para dos coros- y cuidado de la armonía -en la escritura de bemoles y sostenidos- lo señalan como precursor del Barroco. Fue protegido de Felipe III.

Carta manuscrita de Tomás Luis de Victoria

 

El Maestro
    Música instrumental
 
   Desde 1536 se edita música instrumental.
 
   La primera gran obra es El Maestro (1536) del valenciano Luis de Milán (h.1500-1561), dedicado a Juan III de Portugal. Incluye fantasías, pavanas, tientos, villancicos, romances y obras originales en que la vihuela admite el canto.

El Delphín (1536)

 

Tres libros de música
    Lo sigue El Delphín (1538) de Luis de Narváez y los Tres libros de música en cifra para vihuela (Sevilla, 1546) de Alonso de Mudarra. Otros vihuelistas son Enríquez de Valderrábano con su antología Silva de sirenas (1547), Diego Pisador -Libro de música de vihuela (1552)- o Miguel de Fuenllana -Orphenica lyra-.

 

Libro de Cifra Nueva
   Su equivalente en órgano es el Libro de Cifra Nueva para tecla, harpa y vihuela (Alcalá de Henares, 1557) de Luis Venegas de Henestrosa y las Obras de música para tecla, harpa y vihuela (1578) del burgalés Antonio de Cabezón (1510-1566), preparadas por su hijo. Ambas muestran la versatilidad de estas composiciones para adaptarse a instrumentos o a voces humanas.
 

Obras de música para tecla, harpa y vihuela

 
    Teoría y tratados
 
   Son numerosos los tratados sobre canto llano, como el de Domingo Marcos Durán o Francisco Tovar.
 
   Era andaluz Bartolomé Ramos de Pareja (¿1440-1521?). Su De Musica tractatus sive Musica practica (1482) replantea la división de la octava.
 
   Fray Juan Bermudo publica Declaración de instrumentos musicales (1555) y Fray Tomás de Santa María, Arte de tañer fantasía (1565).

Cifra para arpa u órgano

 

De Musica libri septem
   Francisco Salinas (Burgos, 1513-1590), organista y catedrático en Salamanca, trata en De Musica libri septem (1577) la relación entre verso y melodía.
De Musica libri septem