INTRODUCCIÓN
 
J.F. Millet, Camino al trabajo, c.1851.
J.F. Millet, Camino al trabajo, c.1851.

 
     La pintura es una parte de la conciencia social, un fragmento del espejo en el cual las generaciones se contemplan una y otra vez, y como tal, debe seguir a la sociedad paso a paso.

Castagnary.

     Il faut porter le trivial au niveau du sublime.
 J.F. Millet

 
 

  • Contexto histórico-social:
     
         Hacia las décadas centrales del siglo XIX el Romanticismo irá cediendo paso al Realismo. Al cambio contribuyen varios fenómenos:
    • En las conciencias se cierne el peso y las terribles consecuencias de la Revolución Industrial:
       
      • Trabajo de niños y mujeres
      • Horarios excesivos.
      • Condiciones de vida penosas.
      • Viviendas insalubres.

       
    • Los fracasos revolucionarios del 1848 se dejan sentir.
    • Se abole todo atisbo de idealismo.
    • Abunda la temática social.
    • Se tiende a representar al hombre en sus quehaceres cotidianos.
    • El tema de la fatiga se convierte en tema principal.

         Todos estos rasgos se reflejan en la pintura, literatura como la de Dickens o Zola. A todo ello contribuye un marcado positivismo filosófico que considera como fuentes únicas de conocimiento la observación y la experimentación.
     
     

  • Representantes significativos:
     

    Escrito por:
    Beatriz Aragonés Escobar.
    Licenciada en Historia del Arte


  • Visite nuestro patrocinador: