J.L. David: Napoleón Bonaparte atravesando los Alpes, 1800-1801.
J.L. David, Napoleón Bonaparte atravesando los Alpes ó en el Monte de S.Bernardo,1800-1801.

 
ESPAÑOL

¿Historia verídica o mentira iconográfica?:

     Es sabido que Napoleón entendía el arte como instrumento de propaganda política y de sí mismo. David quiso expresar con lealtad los grandes objetivos de Napoleón.

     En este caso David ha representado la mentira iconográfica. Se conmemora el triunfo de las tropas imperiales de 1800 en Marengo. Era una batalla contra el imperio austríaco. No fue tan grande el triunfo ya que la batalla fue muy cruel y hubo muchísimas bajas debido a las numerosas muertes. Napoleón fue el culpable de muchos de los desastres, su inoperancia quedó patente, pero, gracias a sus generales no se llegó a la desgracia absoluta.

     Napoleón para engrandecerse quiso que David lo representara triunfante sobre un corcel agitado que representara la revolución, mientras él como sereno jinete, personificara la paz. Napoleón quiso mitificarse al modo de los antiguos héroes clásicos, tales como Carlo Magno o Aníbal. El nombre de éste último aparece escrito debajo del de "Bonaparte" en una roca del ángulo inferior izquierdo de la composición. David representa a Napoleón con los atributos de los antiguos monarcas. Le capta en el momento en que se dispone a subir las rocas del monte de S.Bernardo en un brioso corcel. Se sabe que Napoleón pasó los Alpes sobre un pobre burro, en cambio, él quiso representarse a lomos de un caballo árabe de origen español que le había regalado Carlos IV. Se llamaba El Jornalero y era un pura sangre blanco.

Escrito por:
Beatriz Aragonés Escobar.
Licenciada en Historia del Arte