J.L. David: Belisario pidiendo limosna, 1781.
J.L. David, Belisario pidiendo limosna, 1781, óleo sobre lienzo, 2´88 x 2´12 m, Lille, Museo de Bellas Artes.

 
ESPAÑOL

     David realizó este tema para ingresar en la Academia. Lo compone sirviéndose de una estética que recupera el tema de la Antigüedad Clásica. El escenario es típicamente romano. Se pretender ilustrar un ejemplo de moral y virtud.

     Belisario era general de Justiniano, quedó en la pobreza porque no reservó nada para sí, hizo una renuncia al lucro personal en pro de la honestidad. Él sacrificó todo por la colectividad del pueblo. Belisario terminó ciego y pidiendo limosna. La figura femenina que le da limosna recuerda a las matronas romanas y representa la Caridad.

     Además de cultivar los tipos del Neoclasicismo imperante, el arqueológico y severo, David sabe dotar de alma a su pintura. Al pintar este ejemplo de virtudes y de drama moral, propone una crítica a la Francia del momento.

Escrito por:
Beatriz Aragonés Escobar.
Licenciada en Historia del Arte