PINTURA NABI
 
P. Sérusier: El Talismán, 1888.
P. Sérusier, El Talismán, 1888,
óleo sobre madera,
27 x 22 cm, Musée d´Orsay.

 
  • Rasgos generales
     
         Los pintores más característicos que integran este movimiento son: Sérusier, Maurice Denis, P. Bonnard y E. Vuillard.
         "Nabi" es una palabra hebrea que significa "profeta". El grupo nabi es un grupo especial, acudían a sus reuniones con la misma vestimenta y eleboraron un ritual común. Sérusier fue el único del grupo que tuvo contacto directo con Gauguin y vuelca sus planteamientos en su obra El Talismán en que pone a punto la abreviación de forma y la audacia del color; se pasa de uno a otro sin matiz tonal. Esta obra supuso un gran descubrimiento para los compañeros de Sérusier.
         Los nabis se relacionan con el simbolismo literario. Son opuestos al positivismo y naturalismo, cuya última manifestación fue el Impresionismo. Ellos tienen una visión distanciada de lo natural. Proliferaron grupos con orientaciones diversas: lo hermético, el budismo, misticismo... . En primer lugar se sintieron atraídos por lo exótico y oriental, después del fervor se vuelve al cristianismo ortodoxo.
         A los nabis les gusta el símbolo y las referencias a un mundo que está más allá. No se puede hablar de un estilo nabi que aglutine. Los nabis se presentan como grupo ecléctico, quieren hacer suya la novedad de Gauguin pero con tradición y pintura más tradicional.
         No consiguen suprimir el academicismo. De Gauguin toman la representación abreviada, y el color plano sin matización. Las gamas de los nabis son mucho más sordas son habituales los pardos, ocres y azulados. También trabajan sobre cartón y al temple, de ahí que resulte una pintura menos brillante.
         Los nabis representan lo más innovador en el ambiente parisino hasta que en 1905 estalla el Fauvismo. Mantuvieron exposiciones colectivas que les convirtió en grupo importante.
     
  • Historia y aportaciones:
     
         Salvo Bonnard y Vuillard, la producción no es de gran envergadura, siempre pesan más como teóricos que como creadores. Maurice Denis en 1919 creó un taller de arte sacro, supone una vuelta a una espiritualidad de distinto signo. En agosto de 1890 publicó en la revista parisina Arte y crítica su famosa definición de cuadro: Un cuadro antes de la reproducir un caballo de batalla, o un retrato de mujer, es primordialmente una superficie lisa cubierta de colores en un orden determinado. Con ello, rompe con el concepto de pintura como ejercicio de mímesis. Esta teoría abre el camino al Fauvismo posterior y a la Abstracción. Se reivindica una pintura pura cuyo valor es prescindir de la anécdota, por eso, cada vez el tema representado es más simple.
         Se vuelve a una religiosidad medieval, sin distorsiones y auténtica. Con esta vuelta a la espiritualidad, parecen remitirse a la pintura de pleno Renacimiento. El fermento espiritual está muy ligado a la vanguardia. Los nabis tuvieron una importancia en el campo de la ilustración, participaron en La Revue Blanche fundada por Natanson. La revista fue dirigida desde 1894 por Félix Feneon, se convirtió en revista de primer orden.
         Las obras nabis se decantan por un ámbito burgués e intimista. Predominan las escenas de interior y la profunfización psicológica. Su aportación más importante plástica y pictóriamente es el tratamiento de superficie de los cuadros. Se le concede una especial atención a los motivos decorativos: la tapicería, el pintado del papel... .El decorativismo, enlaza con el Modernismo.
         El resultado es de síntesis: las novedades de Gauguin, el sustrato del Simbolismo y el sustrato japonés.
     
  • Pintores nabis:
    • Edouard Vuillard. (1868-1940).
      E. Vuillard: Lectora, 1896. E. Vuillard, Lectora, 1896.
      E. Vuillard: El desayuno en Villeneuve-sur-Yvonne, c.1902. E. Vuillard, El desayuno en Villeneuve-sur-Yvonne, c. 1902, National Gallery, Londres.
      E. Vuillard: El desayuno en Villeneuve-sur-Yvonne, c.1902. E. Vuillard, El desayuno en Villeneuve-sur-Yvonne, c. 1902, National Gallery, Londres.
      E. Vuillard: Madame Arthur Fontaine, 1904-1905. E. Vuillard, Madame Arthur Fontaine1904-1905, Art Institute of Chicago.

       
    • Paul Sérusier.(1864-1927).
      P. Sérusier (1864-1927): Peregrinación a Notre Dame de los puertos. P. Sérusier (1864-1927), Peregrinación a Notre Dame de los puertos, óleo, 92 x 73 cm, Musée des Beaux-Arts, Quimper.
      P. Sérusier (1864-1927): Fresco de la iglesia de Châteauneuf-du-Faou. P. Sérusier (1864-1927), Fresco de la iglesia de Châteauneuf-du-Faou .
      P. Sérusier: El Talismán, 1888. P. Sérusier, El Talismán, 1888, óleo sobre madera, 27 x 22 cm, Musée d´Orsay.. >

       
    • Maurice Denis. (1870-1943).
      Sus principales obras son:
    • Madre y niño, década de 1890, óleo sobre lienzo, Museo del Ermitage, S. Petersburgo.
    • Musas en el bosque sagrado, 1893, óleo sobre lienzo, Museo d´Orsay, París.
    • Visita a Isabel, 1894, óleo sobre lienzo, Museo del Ermitage, S. Petersburgo.
    • Noli me tangere, 1895-1896, óleo sobre tabla, Musée du Prieure, Saint Germain-en-Laye.
    • Nazareth, 1905, óleo sobre lienzo, colección de arte religioso moderno, Museos vaticanos.

    •  
    • Pierre Bonnard. (1867-1947).
      Sus principales obras son:
    • La carta, 1906, óleo sobre lienzo, National Gallery of Art, Washington, D.C.
    • Retrato de los hermanos Bernheim, 1920, óleo sobre lienzo, Musée d´Orsay.

     

    Escrito por:
    Beatriz Aragonés Escobar.
    Licenciada en Historia del Arte