SURREALISMO
 
Buñuel: fotograma de "Un Perro andaluz".
Buñuel, fotograma de
Un perro andaluz, .

 
  • Historia:
     
         La actitud irracionalista del movimiento dadá derivó hacia un intento de mayor envergadura. André Breton aseguraba que la situación histórica de postguerra, exigía un arte nuevo que se esforzara por indagar en lo más profundo del ser humano. Bretón había contactado con las doctrinas de Freud, fundador del psicoanálisis, y entendió que la palabra escrita descurre tan de prisa como el pensamiento y que las ensoñaciones y asociaciones verbales automáticas podían ser métodos de creación artística.

         El Surrealismo trata de plasmar el mundo de los sueños y de los fenómenos subconscientes. Este sector recóndito del ser humano se considera apto para el análisis artístico. Breton intenta descubrir las profundidades del espíritu. Así lo pone de relieve en su Primer Manifiesto del Surrealismo (1924): "Creo en el encuentro futuro de esos dos estados, en apariencia tan contradictorios, como son el sueño y la realidad, en una especie de realidad absoluta, de surrealidad". El Surrealismo no sólo afectó al mundo de la pintura, sino también al cine, la fotografía, el teatro, la poesía... . El resultado es un mundo aparentemente absurdo, alógico, en el que los fenómenos del subconsciente escapan al dominio de la razón.

         Había precedentes artísticos: El Bosco, Brueghel y Goya


    El Bosco: El Jardín de las delicias.
    El Bosco, El jardín de las delicias.

     

  • Características generales:
     
    • Animación de lo inanimado
    • Metamorfosis
    • Aislamiento de fragmentos anatómicos
    • Máquinas fantásticas
    • Elementos incongruentes
    • Perspectivas vacías
    • Evocación del caos
    • El sexo y lo erótico se trata de modo lúbrico
    • Autómatas
    • Espasmos
    • Líbido del inconsciente
    • Relaciones entre desnudos y maquinaria


     

  • Representantes:
     
    Goya: El sueño de la razón produce monstruos.
    Goya, El sueño de la razón produce monstruos.
         Salvador Dalí ha sido el más destacado excéntrico en sus hechos, dichos automáticos, escritos y por supuesto obra. La relación de artistas que se mueven dentro del surrealismo es extensa: Duchamp, Max Ernst, Marc Chagall, Giorgio de Chirico, René Magritte, Yves Tanguy, Paul Delvaux.
     
    Para algunos grandes maestros el surrealismo fue solamente una fase como para Joan Miró, el que en su etapa de grafismo infantiles se acerca al monigote. El Surrealismo fue una vía de escape para muchos artistas de los más diversos ámbitos, cabe citar a una Frida Kalho.
     
         Los maestros del Surrealismo supieron poner a presión la "gran libertad de espíritu" que Breton consideraba básica para hacer estallar la imaginación. ¿Acaso Goya no se había acercado ya a este plateamiento?.
     

    Escrito por:
    Beatriz Aragonés Escobar.
    Licenciada en Historia del Arte


  • Visite nuestro patrocinador: