CARAVAGGIO
(c.1573-1610)
 

Caravaggio: Baco enfermo, c.1593.
Caravaggio, Baco enfermo, c.1593,
Galería Borghese, Roma.

 
  • Biografía:
     
         Michelangelo Merisi nace en Caravaggio. Quedó huérfano muy joven, por ello abandona su hogar para ir a Milán. Allí pasó dificultades, pero esto no le impidió el ir abriéndose paso en el campo de la pintura. Hacia 1589-1590 se traslada a Roma, aquí pasó verdaderas calamidades hasta que en 1594 entró en uno de los mejores talleres, el taller del Cavalier d´Arpino, el favorito de la curia papal. Su situación comenzó a mejorar considerablemente. El taller estaba especializado en la pintura de bodegones. Se sabe que Caravaggio permaneció unos 8 meses con el Cavalier d´Arpino, pero luego montó su propio taller. Allí siguió realizando pintura profana de pequeño formato que vendía gracias a un marchante que tenía un negocio próximo a San Luis de los Franceses. El cardenal del Monte ve por primera vez las obras de Caravaggio, quedando sumamente impresionado. Como consecuencia, el cardenal se convierte en el protector de Caravaggio, produciéndose así un cambio trascendental en la carrera del pintor. Entre 1595 y 1596 Caravaggio se traslada a vivir al palacio Madama, residencia del cardenal. A partir de entonces le lloverán los encargos, algunos de la talla de los demandados para decorar San Luis de los Franceses.
     
         No todo fue un camino de rosas en la vida de Caravaggio. Pronto las envidias de otros pintores comienzan a acecharle. Esto unido a su carácter irascible hizo que tuviera que comparecer en varios procesos. Un homicidio le obligó a huir a Génova, después volvería a Roma con el apoyo de sus protectores, pero pronto sería desterrado de la ciudad por un nuevo homicidio. A partir de entonces lleva una vida errante por diversos puntos de la geografía italiana: Nápoles, Malta, Sicilia, Mesina, Palermo... . A los 37 años muere en 1610 en Porto Ercole.
     
  • Un nuevo lenguaje pictórico. El Tenebrismo:
     
    Cavaggio: La vocación de S.Mateo, (detalle), 1599-1600.      El tenebrismo fue iniciado en Italia por Caravaggio. Él, de espíritu rebelde, se aleja de las convenciones pictóricas en pro de un estilo personal. Caravaggio observa todo lo que le rodea y ansía plasmarlo en sus obras de un modo fiel a la realidad. Se decanta por el empleo de un foco de luz para ir moldeando plásticamente las figuras representadas en su pintura. Por medio de hábiles golpes de luz sabe resaltar las partes más elocuentes, mientras el resto permanece en penumbra. Se ha hablado de luz de sótano y luz de bodega en referencia a este modo de iluminación caravaggiesca que tanta influencia ejercería en el Barroco.
     
         Las atmósferas de luz y tiniebla envuelven escenarios muy realistas. Caravaggio se inclina por la representación de los aspectos más crudos de la realidad. Este rasgo le fue muy criticado en su tiempo, pues la sociedad no estaba preparada para aceptar algo tan revolucionario. Hasta entonces lo que había primado era la idealización. Era inconcebible el representar a personajes bíblicos despojados de toda majestuosidad. Cuando Caravaggio eligió como modelo de María, en la Muerte de la Virgen, a una mujer ahogada en el Tíber con el rostro hinchado y el vientre abotargado, se consideró como burla al cristianismo.
     
         El tenebrismo es una contribución pictórica de trascendencia universal. A veces influye por completo, o sólo en parte de la producción pictórica de autores como Guido Reni, Guercino, Domenichino, Rembrandt, Zurbarán, Murillo o Velázquez.
     
     
  • Obras representativas de Caravaggio:
    (Presione en las imagenes para ampliarlas)
     
    Caravaggio: La vocación de S.Mateo, 1599-1600. Caravaggio, La vocación de S.Mateo, 1599-1600, óleo sobre lienzo, capilla Contarelli, S.Luis de los Franceses, Roma.
    Con comentario
    Caravaggio: La buena fortuna, 1594-1595. Caravaggio, La buena fortuna, 1594-1595, óleo sobre lienzo, 99 x 131 cm, Museo del Louvre, París.
    Caravaggio: Baco, c.1597. Caravaggio, Baco, c.1597, óleo sobre lienzo, 95 x 85 cm, Uffizi, Florencia.
    Caravaggio: Judith y Holofernes, c.1598. Caravaggio, Judith y Holofernes, c.1598, óleo sobre lienzo, 145 x 195 cm galería nacional del arte antiguo, Roma.
    Caravaggio: El martirio de S.Mateo, 1599-1600. Caravaggio, El martirio de S.Mateo, 1599-1600, óleo sobre lienzo, 323 x 343 cm, capilla Contarelli, S.Luis de los Franceses, Roma.
    Caravaggio: Crucifixión de S.Pedro, 1600-1601. Caravaggio, Crucifixión de S.Pedro, 1600-1601, óleo sobre lienzo, 230 x 175 cm, capilla Cerasi, Sta.María del Pópolo, Roma.
    Caravaggio: La inspiración de S.Mateo, 1602. Caravaggio, La inspiración de S.Mateo, 1602, óleo sobre lienzo, capilla Contarelli, S.Luis de los Franceses, Roma.
    Caravaggio: El entierro de Cristo, 1604. Caravaggio, El entierro de Cristo, 1604, óleo sobre lienzo, 300 x 203 cm, pinacoteca vaticana, Roma.
    Caravaggio: La muerte de la Virgen, 1605-1606. Caravaggio, La muerte de la Virgen, 1605-1606, óleo sobre lienzo, 369 x 245 cm, Museo del Louvre, París.
    Caravaggio: La cabeza de Medusa, posterior a 1590. Caravaggio, La cabeza de Medusa, posterior a 1590, óleo sobre lienzo montado sobre madera, Uffizi.
    Caravaggio: La Virgen de los Palafreneros, 1606. Caravaggio, La Virgen de los Palafreneros, 1606, óleo sobre lienzo, 292 x 211 cm, galería Borghese, Roma.

    Escrito por:
    Beatriz Aragonés Escobar.
    Licenciada en Historia del Arte

  • Visite nuestro patrocinador: