TEATRO SOCIAL: BUERO VALLEJO, ALFONSO SASTRE, ETC.
 

 

Autorretrato de Buero Vallejo

 
    0.-  La ruptura con la comedia burguesa vendrá del drama realista o social, capaz de superar obstáculos tan sólidos como la censura.
 
    1.-  El cambio se consolida con Antonio Buero Vallejo (1916-2000), nacido en Guadalajara y pintor aficionado, como prueban las clases que imparte a obreros en 1936, o el retrato de su compañero de prisión, Miguel Hernández. Su padre y su hermano, militares profesionales, sufrieron la guerra y él mismo fue condenado a muerte. En 1947 un indulto total le permite instalarse en Madrid.

Cubierta de Historia de una escalera
   Historia de una escalera (14/10/1949), premio "Lope de Vega", fue parcialmente censurada, pero logró 187 representaciones. Reflejaba la historia de una casa de vecinos durante treinta años.
 
   Los personajes eran símbolos de actitudes vitales: Fernando sacrifica su amor para prosperar socialmente, pero fracasa, como Urbano, sindicalista pusilánime, cuya esposa lo desprecia. Los hijos de ambos repetirán la historia de los padres, pese a la oposición familiar, con la esperanza de que algo mejore.

Escena de
Historia de una escalera
   Buero recuperaba el protagonista colectivo, propio del teatro social, y presentaba los conflictos como dualidades: pasivo/activo; triunfador/fracasado, etc. Busca la verdad y asume los riesgos que implique.

Escena de En la ardiente oscuridad
   Tras Las palabras en la arena (19/12/1949), estrena En la ardiente oscuridad (1/12/1950), donde la ceguera preludia la indigencia espiritual: el ingreso de Ignacio en un centro para ciegos provoca en sus compañeros una toma de conciencia de su situación. Ignacio muere en el Centro, cuyo desinterés por los hechos prueba su rechazo de la verdad.

Partitura de M. Parada
para La tejedora de sueños
   La tejedora de sueños (11/1/1952) es un drama de tema mitológico. Penélope agradece la presencia de Anfino, pretendiente sensible y enamorado de ella. Cuando Ulises lo acribille, Penélope manifiesta que su cariño por Anfino fue compatible con el respeto a su marido, cuya brutalidad ha roto el afecto de la pareja.

   Siguen obras como La señal que se espera (21/5/1952), Casi un cuento de hadas (10/1/1953), Madrugada (9/12/1953), El terror inmóvil o Aventura en lo gris(1/10/1953)

   De fábula califica Buero Irene o el tesoro (14/12/1954). Esta viuda casi demente recibe un tesoro, ofrecido por unos enanitos -uno representa a su hijo, muerto antes de nacer- que la llevan a su mundo, cuando ella cae desde el balcón.
   En Hoy es fiesta (20/9/1956) unos vecinos que charlan en la azotea, creen haber ganado el Gordo de la lotería con participaciones del número que guarda doña Balbina. Su hija confiesa que ésta fingió comprarla, angustiada por la miseria económica. Los vecinos agreden a Balbina, protegida por Silverio, que devuelve la confianza a Daniela, aunque él mismo se siente culpable ante su mujer, que muere en esta misma azotea.

Buero Vallejo
   Escribe Una extraña armonía y estrena Las cartas boca abajo (15/11/1957).
 
   La recreación histórica se da en Un soñador para el pueblo (18/12/1958), protagonizada por Leopoldo de Gregorio, Marqués de Esquilache. Su reforma fracasa ante la violencia de parte del pueblo. Otro sector reconoce sus logros y lamenta su exilio. Muestra al pueblo como una pluralidad de sentimientos, capaz de aceptar a los soñadores fracasados. Esqulache halla el cariño de Fernandita, indefensa víctima de la revolución.
   Un año después, Buero se casaría con la actriz Victoria Rodríguez, de la que tendría dos hijos.
 
   Vuelve al teatro histórico con Las Meninas (9/12/1960), en el tercer centenario de la muerte de Velázquez. El pintor es acusado por los suyos de impiedad en sus desnudos y falta de respeto al rey. Velázquez confunde a su principal delator, utilizándolo, irónicamente, como defensor, y gana el aprecio de la Infanta María Teresa, que le anima a concluir Las Meninas, pintándolas con luz, libertad y verdad moral.

Escena de Las Meninas

Escena de
El concierto de San Ovidio
   Insiste en el tema de la ceguera con El concierto de San Ovidio (16/11/1962). Presenta una ópera bufa en París (1771), amenizada por músicos ciegos, cuyo maestro, David, se rebela contra su empresario, Valindin. El amor que David despierta en Adriana, provoca los celos de otro ciego: Donato, que lo denuncia por asesinar a Valindin.
 
   Al año siguiente se permite que Buero salga de España y dé conferencias en Estados Unidos en 1966.
 
   El tragaluz (7/10/1967) es el experimento de una pareja del futuro con una historia del siglo XX: Vicente, ejecutivo de una editora, visita a sus padres, que viven con su otro hijo, Mario, en un sótano modesto. Vicente abusa de su secretaria Encarna, a la que desprecia, y de la que está enamorado Mario.

Manuscrito autógrafo de
El tragaluz
Comprendemos que la locura del padre se debe a que Vicente, de niño, subió a un tren con los alimentos necesarios para todos, causando la muerte de su hermana. Al recordarlo el padre, mata a Vicente. Mario aceptará vivir con Encarna y con el hijo que espera de Vicente. La obra dividía el escenario en secciones para separar lugares y personajes.
 
   Escribe Mito, libreto para una ópera.
 
   Francisco de Goya protagonizaría El sueño de la razón (6/2/1970). Amenazado por la intolerancia de Fernando VII, el aragonés, traicionado por su querida y acompañado de dos amigos, cede. Pide al rey perdón y autorización para morir en Francia, derrotado y lejos de su gente.

Manuscrito autógrafo de
El tragaluz
   Un año después, Buero ingresa por unanimidad en la Real Academia Española. Escribe Llegada de los dioses (17/9/1971).
 
   La Fundación (15/1/1974) une la toma de conciencia, como tema, y el mundo como prisión. Sus personajes, investigadores de una institución, descubren su realidad de presidiarios. Tomás, último en aceptarla, delató a sus compañeros, que lo perdonaron. Al suicidarse un preso, Lino y Tomás ignoran si será la celda de castigo, de la que esperan escapar, o la muerte su futuro inmediao. Siempre saldrán a una nueva Fundación de la que deberán escapar.
 
   Al año de morir Franco, se estrena y publica en España La doble historia del Doctor Valmy (29/1/1976), ya conocida en Inglaterra en 1968, un año después de su primera edición.

Cubierta de
La doble historia
del doctor Valmy
(1976)
    Este alegato contra la tortura parte del informe psiquiátrico del policía Daniel, cuya impotencia sexual le hace confesar que es un torturador. Su esposa lo sabrá por una antigua alumna. Cuando Daniel intente romper con su pasado, chocará con la intransigencia de los suyos, que no creerán en él. Una pareja de psiquiatras presenta su historia como un caso exagerado, logrando un efecto de distanciamiento. Subrayan la gravedad del problema con una naturalidad cínica, propia de la mayoría de los ciudadanos.
 
   Un análisis de la figura de Larra se da en La detonación (20/9/1977). Este collage mezcla personajes, épocas y situaciones con citas del escritor y otros documentos. El conciliador Mesonero Romanos, el malvado carlista Calomarde, el reaccionario Martínez de la Rosa o el traidor a los liberales, Álvarez Mendizábal, desfilan entre las amantes y la esposa del escritor, su padre, hijos y criado asturiano. Espronceda será el único compañero a la altura del protagonista y hasta las últimas consecuencias. La obra se cierra con el suicidio de Mariano José, que buscó la verdad más allá de lo permitido.

Teatro de Buero en la
Obra completa
   Buero estrena Jueces en la noche (2/10/1979), Caimán (10/9/1981) y Diálogo secreto (6/8/1984).
 
   Lázaro en el laberinto (18/12/1986) representa cómo este propietario de la librería "El laberinto", descubre que las llamadas telefónicas que cree oír obedecen al remordimiento de haber abandonado, años atrás, a una compañera que murió agredida por ultraderechistas. Lázaro la funde inconscientemente con Amparo, que, al conocer esto, se ve obligada a rechazarlo. Su única satisfacción será ver la realidad de las cosas.

Cubierta de
Misión al pueblo desierto (1999)

   Representa Música cercana (18/8/1989) y Las trampas del azar (23/9/1994).
 
   Su última obra fue Misión al pueblo desierto (8/10/1999). Trata, en un debate del Círculo de Estudios, un episodio de la Guerra Civil: el rescate de un cuadro de El Greco en zona nacional. Damián, enamorado de Lola, propone llevarlo sin garantías de que llegue a salvo; Plácido y Lola prefieren cederlo al enemigo antes que estropearlo. Ignoramos el desenlace, pues el documento se halla incompleto. Algunos representantes del Círculo consideran el tema poco interesante e inverosímil.
 
   Buero dejó, en unas treinta obras originales, un teatro perspectivista de carácter trágico y planteamientos éticos. Es un teatro posibilista e independiente de grupos políticos.
    2.-  Para acabar con el teatro benaventino, surge en 1945, el grupo "Arte Nuevo", de Alfonso Sastre y otros dramaturgos.
   Entre ellos trabajó el madrileño Alfonso Paso (1926-1978) -hijo de Antonio Paso-, cuyo primer estreno es de 1946. Aunque en Los pobrecitos (29/3/1957) trata la miseria de los huéspedes de una pensión -Leonor roba para ellos dinero del Banco y queda detenida-, no frecuentó esta línea social y prefirió un teatro comercial, que originó una polémica con Alfonso Sastre.
 
   Más representativo será Medardo Fraile, de tendencia social. Para "Arte Nuevo" estrena El hermano (9/1/1948), sobre las relaciones familiares y la condición de la mujer en los años 40.
 
   Otros autores de "Arte Nuevo" fueron Carlos J. Costas, José Franco, José Gordón y José María Palacio, que abrieron la escena en estos años difíciles.

Cartel de
Arte nuevo (1946)

Alfonso Sastre
    3.-  Promotor del grupo fue el madrileño Alfonso Sastre (1926). De finales de los años 40 datan sus primeras obras existencialistas, solo o en colaboración con "Arte Nuevo": Ha sonado la muerte, Uranio 325, Cargamento de sueños (9/1/1948) -historia de un mendigo a quien la desgracia arrebató la fe-, El cubo de la basura...
 
   En 1950 firma con José Mª. de Quinto el Manifiesto del T.A.S. (Teatro de Agitación Social). Se inicia una serie de polémicas en periódicos, libros y coloquios. Tres años después concluye sus estudios de Filosofía y Letras.
 
   Su primer gran éxito, Escuadra hacia la muerte (18/3/1953), drama en dos actos, fue estrenado por el T.P.U., Teatro Popular Universitario.

Comienzo manuscrito de Escuadra hacia la muerte
   Presentaba el destino de una escuadra -cinco soldados y un cabo- castigada en una tercera guerra mundial.
 
Los soldados, tras matar al cabo, sienten angustia y soledad: Adolfo intentará sobrevivir en el monte, Andrés se pasará al enemigo y Javier se ahorcará. Pedro y Luis confían en el perdón. La obra fue prohibida en su tercera representación.
 
   Al año siguiente se estrena La Mordaza (17/9/1954). El déspota Isaías Krappo asesina a quien fue víctima suya de la guerra civil. Su familia lo sabe, pero sólo su nuera rompe la mordaza del silencio, compuesta de miedo, respeto y fidelidad familiar. Isaías muere en prisión y sus hijos reconocen el alivio que supone este desenlace.

Final manuscrito de
Escuadra hacia la muerte
   De este año es Tierra roja, "drama de la revolución , en (...) una zona minera colonizada por un país extranjero."
 
   Al año siguiente escribe dramas como La muerte de Dios. Ana Kleiber (1955; estrenada en Atenas, 1960) recompone, tras la muerte de esta mujer en un hotel, su vida: amores tormentosos, persecuciones políticas...

Edición popular de
tres dramas de Sastre (1967)
   Guillermo Tell tiene los ojos tristes (1955) se representó en Cagliari (Italia) en 1972. Es la historia de este personaje, fracasado por el sacrificio de su propio hijo. Anuncia una evolución de nuestro autor el tono grotesco y satírico de algunas escenas. Reconocemos situaciones de la España de los 50: reuniones de intelectuales, represión policial, supuesto terrorismo... La obra fue criticada y prohibida por problemas políticos, pero marca una nueva dirección.
 
   De este año será Muerte en el barrio diálogo entre un comisario y un tabernero sobre el linchamiento de un médico, ausente de su trabajo cuando debía atender a un niño, que muere víctima de un camión. Le siguen obras como En la red o La cornada, ambas de 1959. Colabora ya en guiones cinematográficos.
 
   Hasta aquí, sus dramas revolucionarios.
   En 1960 redacta el Manifiesto del G.T.R. (Grupo de Teatro Realista), también con J.M. Quinto, por un teatro de calidad. Esta experiencia se refleja en su Anatomía del realismo (1965).
 
   Un intento de teatro infantil fue El circulito de tiza (1962), basado en un apólogo chino.
 
   Una nueva etapa vendrá con su teatro penúltimo (1965-1972), colección de seis obras: M.S.V. (o la sangre y la ceniza) (1965), El Banquete (1965), La taberna fantástica (1966), Crónicas romanas (1968), Ejercicios de terror (1970) y El camarada oscuro (1972).
 
   Con ellas presenta la tragedia compleja, fusión de la aristotélica, la brechtiana -o postbrechtiana- y el esperpento.

Cartel para
El circulito de tiza

Primera edición de M.S.V.
en Pipirijaina, 1 (1976)
   La sangre y la ceniza, o M.S.V. -iniciales de Miguel Servet Villanueva- se escribe entre 1962 y 1965. Se edita en italiano y francés, antes que en castellano (1976). Trata el proceso inquisitorial de Miguel Servet, quemado por Calvino. Presenta elementos heterogéneos: a una sólida documentación histórica superpone himnos nazis, periodistas contemporáneos, imágenes proyectadas, efectos sonoros, inclusión del público en el drama y un lenguaje de contrastes entre el cultismo, el arcaísmo y la jerga. Una sensación de alienación prepara la toma de conciencia del espectador.
 
   En 1966 Sastre fue encarcelado por un acto contra la represión.
   Con La taberna fantástica (1968, pero estrenada el 23 de Septiembre de 1985) entramos en el mundo del lumpen y la marginalidad: al morir la madre de "el Rojo", él y otros quinquis -quinquilleros- visitan la taberna de Luis. Airean sus trapos sucios, afectados por el alcohol, y calientan los ánimos. Son seres perseguidos por la justicia e incapaces de autocontrol. La discusión hace que el Carburo apuñale al Rogelio -"el Rojo"-, en la taberna. La obra imita un sainete magistralmente construido, con elementos realistas y esperpénticos.
 
   Culmina con romances y coplas a las "virtudes" del muerto, al modo valleinclanesco de Los cuernos de don Friolera. La desestructuración social de los personajes es absoluta y el lenguaje la reproduce hasta lo ininteligible en las jergas de gitanos y quinquis madrileños. Es la denuncia magistral de un sistema injusto.

Dibujo para
La taberna fantástica


Primera edición de
Crónicas romanas (1979)
junto a
La sangre y la ceniza
   Crónicas romanas (1968) es una versión del cerco de Numancia (133 a.C.), un homenaje a Cervantes y una exhibición de técnica dramática: el collage incluye imágenes nazis y referencias al Ché Guevara, según el anacronismo de obras anteriores. Reconocemos grupos universitarios: sus hábitos -la obra se cierra con la canción "No nos moverán"- y su argot. Habla el historiador Polibio, que no figuraba en las versiones clásicas de Numancia.
 
   Sastre denuncia la violencia con que las civilizaciones se imponen, atropellando los principios de humanidad. Los numantinos sucumben bajo cargas policiales idénticas a las actuales.
 
   En 1971 escribe Askatasuna! y un año después viaja a Cuba y Cagliari, donde se representan sus obras, editadas dos años más tarde en francés. Estrena en Rusia y Estados Unidos. En 1974 encarcelan a su mujer -hasta 1977- y a él mismo -de Octubre de 1974 a Junio de 1975- por confusos motivos relacionados con E.T.A.

"El Brujo" en el estreno de La Taberna Fantástica (1985)
   En 1978 terminaba la Tragicomedia fantástica de la gitana Celestina, publicada en italiano en 1979 y en español en 1982. La obra partió de una adaptación de Celestina que quedó en una versión original. Calixto se enamora de Melibea, antigua prostituta y actual abadesa de un convento. Parmeno lo conduce allí, pero Calixto huye, perseguido por hereje. La gitana Celestina convence a Melibea para aceptar a Calixto. Durante una entrevista entre los amantes, unos animales los matan. Celestina muere como monstruo deforme y Sempronio se ahorca. Desde ultratumba, Calixto y Melibea saborean sus últimos instantes de amor.

Número de Primer Acto (1992)
con El viaje infinito de Sancho Panza
   El viaje infinito de Sancho Panza (1984) reelabora las dos partes de Don Quijote: Sancho intentó ahorcarse al morir su amo; ha ingresado en un manicomio, a cuyo siniestro Doctor narra cómo convenció a don Quijote para buscar aventuras por los campos de La Mancha.
 
   Escribe Jenofa Juncal, la roja gitana del monte Jaizkibel y Los últimos días de Emmanuel Kant contados por Ernesto Teodoro Amadeo Hoffmann, estrenada ésta última en Febrero de 1990. En nota a ¿Dónde estás, Ulalume, dónde estás? (1990) se despide del teatro: "es...el acabóse".
 
   A su obra dramática debe sumarse una obra de crítica literaria. Presentó un teatro imposibilista de gran talento y variedad, que fue prohibido, de manera casi sistemática, en España. Siguió la ideología del Partido Comunista, lo que añade universalidad a su producción dramática.
    4.-  Una segunda ola realista cuaja en los años 60.

Lauro Olmo visto
por David Pierson
   En Orense nació Lauro Olmo (1922-1994), autor de La camisa (1962), "drama popular". Recrea el Madrid de 1960, en un barrio de chabolas y emigrantes: Juan no consigue trabajo, pese a su camisa blanca, comprada en el Rastro. Su mujer marchará de España para mantener a la familia. Otros vecinos subsisten entre peleas matrimoniales, juegos de niños, sueldos aceptables o premios de quinielas.
 
   Del año siguiente será La pechuga de la sardina (1963), sobre sexualidad y tabúes sociales. El cuerpo (1966) trata el machismo de la época. Otras obras serán Mare Nostrum (1966) o English Spoken (1967).

Tres obras de Lauro Olmo
   El cuarto poder, tragicomedia en seis crónicas de tema social, es una serie de cuadros acerca de la prensa, editada en 1984.
 
   Lauro Olmo superó las veinte obras teatrales, más, otras cinco obras infantiles en colaboración con su mujer, Pilar Enciso.
 
    5.-  Carlos Muñiz (1927-1994) destacó con El tintero, drama en que el oficinista Crock trasciende el mundo laboral que lo agobia. Encuentra, tras una muerte absurda, su fin, junto a un viejo Amigo.
 
   Se despidió del teatro con la Tragicomedia del Serenísimo Príncipe don Carlos (1972).
 
    6.-  Es difícil de encuadrar el médico barcelonés Jaime Salom (1925), continuador del naturalismo decimonónico, que estrena El mensaje en 1955.
 
   La casa de las Chivas (22/3/1968) presenta a Juan, intelectual y soldado en la Guerra Civil. Su catolicismo lo preserva de los vicios habituales. Presencia el fin de la casa de las Chivas: dos muchachas y un padre anciano, que albergan soldados. Juan rechaza a la hija menor, que escapa con un militar, padre de familia. Ambos mueren en una huida desesperada.
 
    7.-  Licenciado en Derecho y oficial del ejército es el madrileño José María Rodríguez Méndez (1925). Su primera obra, antibelicista, fue Vagones de madera (1958). Estrena en 1959 El milagro del pan y de los peces y, dos años después, Los inocentes de la Moncloa sobre las oposiciones como burocracia.

José María Rodríguez Méndez
   De 1965 será su mejor obra, Bodas que fueron famosas del Pingajo y la Fandanga, estrenada en 1976. Esta tragicomedia representa cómo el Pingajo, soldado repatriado, gana a la Fandanga, de trece años, al juego de la rana. Para celebrar las bodas, asalta el Casino, pero, sorprendido por la autoridad, es ajusticiado junto a sus cómplices. Refleja el lenguaje de las clases oprimidas y una deuda con Valle-Inclán.
   Es autor de unas dos docenas de dramas, como El círculo de tiza de Cartagena (1963) o Los quinquis de Madriz (1967). En el Barrio Chino barcelonés ambienta Flor de Otoño (1973).
 
    8.-  En Granada nació José Martín Recuerda (1925), conocido con El teatrito de don Ramón, premio "Lope de Vega" de 1958 y estrenado en 1959.

Las arrecogías... dirigida
por Adolfo Marsilach
   En 1963 se representa Las salvajes en Puente San Gil (1961), sobre el maltrato que reciben las actrices de una revista por las señoras conservadoras del pueblo al que van a actuar. Se vengan, divertiéndose con los hombres del pueblo, hasta terminar en el calabozo.
 
   Trata el personaje de Mariana Pineda en Las arrecogías del beaterio de Santa María Egipciaca (1969), representada en 1977. La heroína convive con otras "arrecogías", liberales o prostitutas. Antes de morir en el cadalso, logra que Sor Encarnación confiese su liberalismo. Es un espectáculo total con bailes, canciones y elementos parateatrales.

José Martín Recuerda
   Fue Premio Lope de Vega de 1976 El engañao -no representado hasta 1981-, sobre la vida de Juan de Dios, fundador de un hospital en Granada. Los reyes no lo reconocen, por acoger comuneros, prostitutas, cómicos y otros marginados. El entusiasmo que despierta no salva a Juan de morir arrollado por sus acreedores.

Edición de dos dramas (1981)
   En Democracia escribe Caballos desbocaos (1980): los carnavales de un pueblo andaluz son pretexto para liberar rencores acumulados desde la Guerra Civil. La fiesta acaba en tragedia.

   De 1991 es Las reinas del Paralelo, protagonizado por anarquistas, prostitutas y homosexuales en la Barcelona de los años 40.
 
   El teatro de Martín Recuerda es heredero de Lorca por su sensibilidad, su exaltación de la libertad y su desinhibición. A Valle-Inclán debe las escenas salvajes de multitudes: mujeres oprimidas y maltratadas, propias del teatro de la crueldad.

Edición en Primer Acto de
Las reinas del Paralelo
    8.-  Autores de esta generación serán Alfredo Mañas (1924), Ricardo Rodríguez Buded (1928), autor de Un hombre duerme (1960), Gil Novales, etc.

D.Miguel Pérez Rosado.
Doctor en Filología