EL TEATRO EN LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO XVI
 

Edición de las
"barcas" de Gil Vicente

    1.-  El teatro de principios del siglo XVI continúa el de los maestros anteriores, que aún desarrollan su obra. Imita escenas pastoriles sobre el Nacimiento o la Pasión de Cristo, la adoración de los Reyes Magos, etc., y cultiva el dialecto sayagués.

 
    2.-  El portugués Gil Vicente (¿1465-1537?), acaso de Lisboa, representa para el rey Manuel el Afortunado su Auto de la visitación (1502) o Monólogo del vaquerizo, en que los pastores, avisados por un ángel, adoran al Niño. Le sigue el Auto pastoril castellano (1502) y un Auto de los Reyes Magos (1503), cuyas burlas a un fraile, relacionaron a nuestro autor con el erasmismo. De 1504 es un Auto de San Martín.
 
   El Auto de la Sibila Casandra (¿1513?) presenta a esta adivina de la Antigüedad, ensoberbecida por creerse madre del Mesías, cosa que ve desmentida. Sigue el Nacimiento de Jesús y una exortación a la guerra contra el moro africano. La obra recuerda un libro de caballerías italiano: Guerino Meschino. El Auto de los cuatro tiempos celebra la Navidad por las cuatro estaciones, Júpiter, David, etc.
 
   En portugués escribe su Auto da barca do Inferno (1518), única impresa en vida, y la Barca do Purgatório. En castellano, el Auto de la barca de la gloria (1519). Combina las Danzas de la muerte con los Diálogos de los muertos de Luciano de Samósata en esta posible trilogía.

Portada de la
Copilaçam (1562)
   La Comedia del viudo (1514 ó 1521-4)) abre las obras de tema amoroso: Don Rosvel, príncipe de Huxonia, enamorado de las hijas de un viudo, las sirve como hortelano. Ante el riesgo de perderlas, y viendo que lo busca su hermano, revela su identidad y celebran un doble matrimonio.
 
   También la Tragicomedia de don Duardos (h.1522), en más de 2000 versos convierte al galán en hortelano para vivir cerca de Flérida, con quien se casará.
   Un Auto de las gitanas (1521 ó 1525) exhibe su jerga.
 
   Su obra castellana culmina con la Tragicomedia de Amadís de Gaula (1533), que, bajo el nombre de Beltenebrós, recupera el amor de Oriana, perdido por culpa de su enano y restaurado por cartas amorosas.

Sección de comedias
de la Copilaçam
   Recordemos sus dramas portugueses, como el Auto da festa, Auto de Inês Pereira o Breve sumário da história de Deus, impresos como obras sueltas.
 
   Las obras de Gil Vicente, servidor también de Juan III, se editan en la Compilaçam (1562) de su hijo Luis Vicente, quien intentó mejorar los textos. En la segunda edición (1586) intervino la censura inquisitorial.


Ilustración de la
Compilaçam de Gil Vicente (Lisboa, 1562)
    3.-  En Torre de Miguel Sesmero (Badajoz) nació Bartolomé de Torres Naharro (¿1485-1530?), que pudo estudiar en Salamanca o visitar Valencia, antes de viajar a Roma, donde vivió entre 1513 y 1517. En Nápoles publica su Propalladia (1517) y vuelve a Sevilla.
 
   La Propalladia reune sus escritos: poemas y siete representaciones -posteriormente, nueve-.
 
   En el Proemio dedica su obra a la diosa Pallas. Define la comedia como "artificio ingenioso de notables y finalmente alegres acontecimientos, por personas disputado". La divide en cinco jornadas, representadas por seis a doce personas. Será a noticia -realista o documental- o a fantasía -de argumento novelesco-.
 
   Su Diálogo del Nacimiento (1512 ó 1517) sigue la línea tradicional castellana: dos pastores comentan el Nacimiento de Jesús y la doctrina cristiana.
   Acaso su primera obra sea la Comedia Seraphina (1508): Floristán, creyéndose despreciado por Seraphina, propone matrimonio a Orphea. Deshecho el enredo, se casará con aquélla, y su hermano, Policiano, con Orphea.

   A noticia es la Soldadesca (1510), en que Guzmán recibe de su capitán el encargo de reclutar soldados, cuya altanería los enfrenta a dos italianos, a quienes enrolan.
 
   La Comedia Trophea (1514) exalta al rey Manuel de Portugal. La Fama anuncia a Ptholomeo y a los pastores grandezas y triunfos del Rey.
 
   En la Comedia Jacinta (¿1515?) la dama Divina manda a su criado Pagano que desvíe a su casa los caballeros interesantes. Enseguida apresa a Jacinto, Precioso y Phenicio, el primero de los cuales desposará a la dama.
 
   También es a noticia la Comedia Tinellaria (¿1516?), en que los sirvientes de cierto cardenal representan escenas tabernarias.

Portada de la
Propaladia de Torres Naharro

Portada de la
Propalladia (1517)
   De este mismo año sería la Comedia Ymenea -o Himenea-, de raíz celestinesca. El caballero Ymeneo, enamorado de Phebea, la visita con sus criados. Sorprendidos por el Marqués, hermano de Phebea, Ymeneo escapa para rescatarla y pedirla en matrimonio a su hermano, que accede.
 
   En posteriores ediciones de la Propalladia figura la Comedia Calamita (¿1520?): Floribundo, enamorado de Calamita, se casa con ella gracias a sus criados. Su padre lo perdonará porque Calamita desciende, contra las apariencias, de familia noble. La Comedia Aquilana (¿1523?) presenta a Aquilano enamorado de Felicina, hija del rey Bermudo. Los médicos descubren que enfermó de amor por ella. Tras la boda, el Rey conoce que Aquilano es Príncipe de Hungría.
   Torres Naharro presenta el argumento en boca de un personaje popular, al comienzo de la obra. Titula sus comedias por el nombre de sus personajes, mezcla diversas lenguas románicas y da papel destacado a los criados. Acaso su mayor acierto resida en su sentido del humor. No esta claro que su obra sea italianizante.
 
    4.-  Debió ser soriano Fernán López de Yanguas (¿1470-1540?), de obra dramática mal determinada, acaso desarrollada en Sevilla. Conservamos una Égloga de la Natividad, de tema navideño, con fragmentos del Liber generationis sobre la genealogía de Jesús. Su Farsa del Mundo y Moral (1524), en versos de arte mayor, como la anterior, es uno de nuestros primeros autos sacramentales, pues presenta como personajes alegóricos a virtudes y desarrolla una historia: el Mundo convence a Apetito para casarse con su hermana, Sensualidad. Un Ermitaño lo desengaña y le presenta a la Fe, quien le explica la Asunción de la Virgen y describe el Cielo.

Edición de la Propaladia
(Amberes, sin año)
   La Farsa de la Concordia (h.1529) recuerda la Égloga de Francisco de Madrid, con personajes alegóricos. Representa la Paz entre Carlos el Emperador y el rey de Francia. Los personajes tienen una dimensión pagana más acusada que los de la obra anterior: la Paz, la Guerra, la Justicia, etc. Queda una Farsa sacramental fragmentaria, teatro pastoril en sayagués, como sus primeras obras.

Inicio de la
Historia evángelica
de San Juan
    5.-  El toledano Sebastián de Horozco (¿1510-1580?) escribe cuatro dramas: una Parábola de San Mateo, representada en 1548, según el capítulo 20 de su Evangelio; una Historia evangélica de San Juan, sobre la curación de un ciego; un Entremés, en que los personajes se burlan de un fraile echacuervos y una Famosa historia de Ruth incompleta, que seguía el texto bíblico.
 
   Con idéntica técnica, entrevera historias y episodios populares o entremeses que descargan la tensión del argumento principal. El más famoso está en la segunda de las obras citadas: el ciego huele el tocino que arrebata a su lazarillo y no el poste contra el que se golpea, como sucede en la Vida de Lazarillo de Tormes. Por ello se identificó a Horozco como autor de esta obra.

Inicio de La famosa
historia de Ruth

Portada de la
Recopilación en metro
    6.-  En Talavera la Real (Badajoz) nacería Diego Sánchez de Badajoz (fines del s.XV-¿1552?), de donde fue párroco entre 1533 y 1549. Su sobrino Juan de Figueroa publica póstumamente la Recopilación en metro (Sevilla, 1554), colección de poemas, con veintiocho obras dramáticas, escritas de 1525 a 1547.
 
   Predominan las farsas, de trescientos a mil seiscientos versos, aunque el término medio sea de unos quinientos. Su propósito es doctrinal y difunde la ortodoxia cristiana. A menudo un pastor expone el introito, según Torres Naharro. Representa después algún episodio bíblico o religioso, interrumpido por escenas cómicas de la negra, el soldado, el ciego, el fraile, etc. Destacan la Farsa teologal, Farsa de Salomón, Farsa de la Muerte, Farsa del juego de cañas, de tema bíblico, eucarístico, pastoril o alegórico, próximas a los autos sacramentales del siglo siguiente, representados en iglesias o plazas, pero, especialmente, en carretas adornadas.
    7.-  Esta actividad continúa con nombres como Vasco Díaz Tanco de Fregenal (¿1490-1573?) en Badajoz, Miguel de Carvajal en Plasencia o Juan de Pedraza en Segovia.
 
   En Valencia trabajaron Pedro Manuel Jiménez de Urrea (¿1486-1535?) y Juan Fernández de Heredia (1480/85-1549), de quien conservamos anécdotas por Luis Milán, quien lo presenta como un conquistador. De sus tres representaciones destaca el Coloquio de las damas valencianas de hacia 1524, en que discuten en valenciano y castellano una señora de Valencia y sus criadas castellanas, a quienes desprecia por bajas y orgullosas, antes de recibir a sus invitados.

Representación teatral en Lovaina (1494),
sobre un tablado desmontable.
    8.-  Añadamos a los géneros literarios intermedios -diálogo o baile, representados en atrios o iglesias, plazas o carretas decoradas- y a los autos o farsas, de difícil distinción genérica, obras humanísticas, representadas en palacios de nobles o colegios y Universidades, similares a las de Torres Naharro y Gil Vicente o a las continuaciones de La Celestina, señaladas en otra página. Existen dramas en latín, como La Hispaniola (1518) del conquense Juan Maldonado (¿1485?-después de 1550), impresa en 1525 y 1535, en que Filocondo logra el amor de Cristiola según los cauces de la comedia elegíaca y de Plauto. También ahora se desarrolla la tragedia española y otros géneros que trataremos.

D.Miguel Pérez Rosado.
Doctor en Filología