EL TEATRO A FINES DEL SIGLO XVII: MORETO, ROJAS...
 

Portada de El enano de las Musas

 
    0.-  La obra de Calderón animó a dramaturgos posteriores a desarrollar las directrices de su teatro. Brillan con luz propia y suplen la ausencia del maestro hasta el siglo siguiente.
 
    1.-  Álvaro Cubillo de Aragón (Granada 1596-1661) fue autor de una variada obra lírica y dramática, recogida en El enano de las Musas (1654).

Comienzo de
Las muñecas de Marcela
   Incluye su comedia Las muñecas de Marcela, dama que esconde en el cuarto de sus muñecas a Carlos, que ha matado al primo de ésta. Don Luis, padre de la dama, y Otavio, pretendiente suyo, quieren vengarlo. Descubierto don Carlos, gana con el perdón la mano de Marcela, mientras Otavio obtiene la de su hermana Vitoria.
 
   La comedia histórico-religiosa Los desagravios de Cristo trata de Vespasiano y la destrucción del templo de Jerusalén. Destaca entre las de figurón El señor de noches buenas.
    2.-  Pudo ser conquense el judío Antonio Enríquez Gómez (1600-1663). Exiliado en Francia, escribe hacia 1640 Fernán Méndez Pinto en dos comedias, la primera de las cuales se atribuyó a Lope de Vega. Se basaba en la Peregrinaçam (Lisboa, 1614) ficticia de este personaje, que convive con los reyes de Tartaria y de China. En la segunda comedia se defiende de falsas acusaciones y vuelve a España.
 
   Su Loa sacramental de los siete planetas, claramente calderoniana, se estrenó en Sevilla, en 1659, donde moriría su autor cuatro años después. Representa cómo el hombre, pese a las virtudes que le ofrecen los planetas, pierde la Gracia y la recupera al reconocer y confesar sus pecados.

Manuscrito de la
Loa sacramental de los siete planetas


Segunda edición de la
Primera parte de Comedias de Rojas Zorrilla
    3.-  En Toledo nació Francisco de Rojas Zorrilla (1607-1648). Debió ser compañero de estudios del dramaturgo Antonio Coello (1611-1682), con quien colaboró en algunas comedias. Ganó la amistad de Calderón de la Barca.
 
   Se cuentan, entre sus primeras obras, dos comedias -tragedias para nosotros-: Numancia cercada y Numancia destruida, de hacia 1630. Sigue a Ambrosio de Morales y al padre Mariana, pero también a Cervantes: en la primera, Yugurta, aliado de Escipión, coopera en el cerco de la ciudad. La discordia divide a los numantinos. El encanto de Florinda, mujer del jefe arévaco Retógenes, provoca gestos de magnanimidad entre ambos bandos. En la Numancia destruida, impresa a finales de siglo, Artemisa busca a su marido Yugurta, aumentando los celos de los arévacos. El desánimo entre los sorianos y la traición romana, llevan al suicidio de los numantinos. Culmina al arrojarse al Duero un niño, hermano de Florinda.
 
   Desde 1631 Rojas reside en Madrid y dos años después estrena en el Pardo Persiles y Sigismunda.
   La comedia de enredo Obligados y ofendidos y Gorrón de Salamanca (h.1631) presenta al Conde de Belflor, amante de Fénix, cuyo hermano Pedro, ama, a su vez, a la hermana de aquél. Deshaciendo deshonras y enredos, aceptan como esposas a sus amantes.
 
   En 1635 Rojas es famoso y protegido de Felipe IV. Un año después nace una hija suya, futura actriz.
 
   Sale ileso en 1638 de unas burlas crueles. Convaleciente, escribe Entre bobos anda el juego: presenta a Isabel camino de Toledo, donde la espera su futuro marido, el extravagante don Lucas. Don Pedro, discreto primo de éste, reconoce en ella a cierta dama. De noche, en un mesón encuentran a don Luis, pretendiente frustrado de Isabel, a Alfonsa, ridícula hermana de don Lucas, y a don Antonio, padre de Isabel. Deshechos los malentendidos, Lucas acepta que Isabel se case con don Pedro y Alfonsa con don Luis.

Comienzo de
Obligados y ofendidos
   Rojas contrae matrimonio y ese año aparece la Primera parte de las comedias (1640), donde se incluye Obligados y ofendidos.

Cartel de
Obligados y ofendidos
   En 1645 aparece, con la Segunda parte de comedias, el anuncio de una tercera, que no se llegó a publicar. Esta segunda incluye Entre bobos anda el juego. Un año después obtiene el hábito de Santiago. De 1647 será su última obra: el auto sacramental El gran patio del palacio. Murió en 1648, en circunstancias oscuras.
 
   Gran parte de su teatro se escribió para la Corte, con las ventajas que esto representa. Irregular en sus escritos, trató temas clásicos, históricos, religiosos... y destacó en los conflictos matrimoniales o de autoridad paterna.
 
   En Comedias de diferentes autores o suelta aparece en 1650 Del rey abajo, ninguno o El labrador más honrado, García del Castañar: el idilio de este aparente villano con su noble esposa, Blanca, se rompe por el acoso de don Mendo. Confundiéndolo con el rey Alfonso XI, García tolera sus torpezas. Al comprender su error, lo asesina, obteniendo el perdón real.

Manuscrito de
El ingrato agradecido
    4.-  De origen portugués fue Juan de Matos Fragoso (1608-1689), autor de comedias como El yerro del entendido o la religiosa El Job de las mujeres.
 
   Publicó su Primera parte de comedias en 1653.
 
   En El ingrato agradecido presenta el amor de Enrico y Elena, amenazado por el proyecto de casar a ésta con Carlos.
 
   Elena se finge necia para eludirlo, mientras Enrico la traiciona, enamorándose de Porcia. Elena castiga y perdona a Enrico, con quien se casa, al tiempo que lo hacen Porcia y Carlos. La obra se atribuyó a Lope y a Calderón.

Edición suelta de
El ingrato agradecido
atribuida a Lope y a Calderón
   Es autor de la primera jornada de El Hidalgo de la Mancha (1673), comedia de tres autores.
 
   Presenta en los carnavales del Toboso a Juan de Ayala y Enrique de Vargas, enamorados de Beatriz y de su invitada, Margarita. La presencia de don Quijote y Sancho enreda los carnavales. Los celos y malentendidos no impiden que las parejas acaben en matrimonio.

Primera jornada de
El Hidalgo de la Mancha

Segunda jornada de
El Hidalgo de la Mancha

Tercera jornada de
El Hidalgo de la Mancha
   La segunda jornada es obra del madrileño Juan Bautista Diamante (1625-1687). Publicó sus comedias en 1670 y 1674, entre las que destacan El honrador de su padre y La judía de Toledo.
 
   Juan Vélez de Guevara (1611-1675), hijo de Luis, completó la jornada tercera y el fin de fiesta. Los tres autores recrean con gracia episodios de las dos partes de Don Quijote y colaboraron en otras comedias.
 
   Antonio Solís y Ribadeneira (1610-1686) pubica las suyas en 1681.

Manuscrito de
La honra vive en los muertos
    5.-  De Juan de Zabaleta (¿Madrid, 1610?-1670) recordamos El día de fiesta por la tarde (1660), por su sátira del público en el teatro.
 
   Apenas dejó una docena de comedias y otras en colaboración, manuscritas o en colecciones de varios autores.
 
   En La honra vive en los muertos (1643) presenta el asesinato del padre de Beatriz por su pretendiente Diego, que la engaña y maltrata. Refugiada ella en la capilla familiar, la voz del padre la defiende, causando la vergüenza y arrepentimiento de Diego.

Manuscrito del testamento
de Zabaleta con su firma

Retrato de
Agustín de Moreto
   La obra, silbada en su época, lleva al extremo el tema de la honra.
 
    6.-  En Madrid nació Agustín de Moreto y Cabañas -o Cavana- (1618-1669), de padres italianos. Estudió en Alcalá en 1634 y fue clérigo en 1642. La escasez de datos biográficos apuntan a una vida sencilla.
 
   En 1650 representa El parecido en la Corte, comedia de enredo, en que Fernando de Ribera aprovecha que don Pedro de Luján lo confunda con su desaparecido hijo para conquistar a su hija doña Inés. La aparición del ausente no impide las bodas de Inés y Fernando.

Manuscrito de
El poder de la amistad
   Trata el tema del desdén en El poder de la amistad, donde el escita Alejandro conquista a Margarita, hija del rey de Creta, gracias a las hazañas militares de Tebandro y a los enredos de su amigo Luciano y su criado Moclín: fingiéndose enamorado de Matilde, vence los desprecios de Margarita.
 
   En 1652 se imprime San Franco de Sena, que se reedita en la Primera parte de sus comedias (1654) como El lego del Carmen. Es una comedia de santos sobre Franco, que, en su juventud libertina, rapta a Lucrecia y la lleva al ejército. En el juego, pierde los ojos y, comprendiendo su maldad, se hace ermitaño. Aunque Lucrecia se hace bandolera, Custodio la guía hasta salvarla. Franco recibe el hábito del Carmen.

Manuscrito de
El poder de la amistad

Teatro de
Agustín de Moreto
   De hacia 1653 será El desdén con el desdén, acerca de la conquista de la esquiva Diana por Carlos, que se finge indiferente y anuncia su boda con Cintia. Diana, incapaz de contener su pasión, la confiesa ante su padre, Conde de Barcelona.
 
   Aparece la Primera parte de comedias (1654). Su autor vive en Sevilla desde 1656, con los pobres del Pradillo del Carmen, donde pidió ser enterrado.
 
   En 1662 se publica El lindo don Diego, reimpreso en la Segunda parte de las comedias (1676). Esta comedia de figurón presenta a don Juan, alterado porque van a casar a su doña Inés con don Diego, majadero presumido que, engañado, se compromete con la criada Beatriz, supuesta condesa. Todos logran los matrimonios deseados, salvo el lindo don Diego.

Cartel de
El lindo don Diego

Autos sacramentales y al
Nacimiento de Cristo
 (1675)
   La producción de Moreto se completa con obras de teatro breve. Alguno de sus entremeses, como Las galeras de la honra, se incluyó en los Autos sacramentales y al Nacimiento de Cristo con sus loas y entremeses (1675), entre obras de Calderón.
 
   Destacó en la comedia costumbrista, por la psicología de sus personajes y la moral que predica, heredera de Ruiz de Alarcón.
 
    7.-  El asturiano Francisco Antonio Bances Candamo (1662-1704) rellenó el vacío creado tras la muerte de Calderón. En 1672 se encontraba en Sevilla y representa para la Corte en 1685: será el dramaturgo oficial de Carlos II.

Segunda edición de
Obras lýricas (1729)
   Sus escritos se editan de manera dispersa y asistemática, hasta la edición de Obras lyricas (1720) y Poesías cómicas (1722).

Primer tomo de
Poesías cómicas (1722)
   En El esclavo en grillos de oro (1692), el emperador Trajano comparte el poder con Camilo, enterado de la conspiración que éste trama. Así descubre el traidor la abrumadora carga del Imperio y renuncia al trono. La comedia sugería a Carlos II la necesidad de buscar un heredero para España.
 
   Sobre ese tema insiste en La piedra filosofal (18/1/1693): Hispalo pretende la mano de Iberia, hija del rey Hispán. Encantado por el mago Rocas, cree haberla logrado, pero fracasa. La suerte le devuelve a Iberia. Hispalo, aceptando lo ilusorio de la vida, hereda España y es feliz.

Segundo tomo de
Poesías cómicas (1722)
   La obra recuerda el ejemplo X de El conde Lucanor y La vida es sueño. Ofrece ideas sobre el gobernante y la sucesión en el gobierno, dirigidas al último de los Austrias.
 
   Estas advertencias al rey lo alejarían de la Corte, para reanudar sus actividades dramáticas en 1696-97.

Manuscrito de
José de Cañizares (1675)
   El español más amante y desgraciado Macías es una comedia escrita en colaboración con otros dos autores. Representa la muerte de este trovador en la corte del Marqués de Villena, tras enamorar a diferentes mujeres.
 
   Bances Candamo es autor de un estudio sobre teatro, inédito hasta 1970: el Teatro de los teatros, conservado en tres redacciones entre 1689 y 1694. Lo que comienza como una simple historia del teatro, desde un punto de vista moral, termina en un estudio de la literatura clásica y la poesía, con un enfoque neoplatónico.
 
   Bances Candamo murió a los cuarenta y dos años, acaso envenenado.
 
    8.-  Cierran el siglo autores de interés, aunque poco prolíficos, como Francisco Santos (1623-1698), dramaturgos que desarrollan su actividad a comienzos del siglo XVIII, como Antonio de Zamora (1660/4-1728) -aunque en 1698 ya había estrenado El hechizado por fuerza-, o como José de Cañizares (1676-1750), que se estudiarán en la centuria siguiente.
    9.-  Se viene diciendo que el teatro posterior a Calderón se limita a repetir y refundir argumentos anteriores, sin aportar nada esencial a la escena. Sin embargo, esta misma reiteración se observa ya en las comedias de don Pedro e, incluso, en las de Lope de Vega. El hecho es que existían mecanismos para producir comedias, que permanecerían vigentes hasta finales del siglo XVIII y que se recordarían en el XIX.

D.Miguel Pérez Rosado.
Doctor en Filología