PROSA ESPAÑOLA DE LOS SIGLOS DE ORO
 

El Cortesano de Castiglione,
traducido por Boscán

   La prosa española de los Siglos de Oro ha constituido, tradicionalmemente, el modelo de sintaxis castellana hasta nuestros días.
 
   La lengua cuenta ya con una gramática propia y ha asimilado la literatura clásica griega y latina, además de las últimas modas literarias italianas.
 
   Los siglos de oro abarcan un lapso de tiempo flexible, que incluye lo mejor del siglo XVI y del XVII.
   En esta época, España juega un papel importante, ya que representa la autoridad de una primera potencia mundial, en América y Europa.

El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha
   La realidad cotidiana, sin embargo, estaba lejos de la oficial y, al menos, tres voces lo denuncian: la del autor del Lazarillo, que nombra directamente la violencia de que es objeto; la de Cervantes, que se enfrenta, con humor cínico, al fracaso español, y la de Quevedo, que actúa o se refugia entre la sátira y la filosofía estoica.
 
   La vitalidad y variedad de géneros dificulta un criterio estrictamente cronológico. Pese a ello, se ha pretendido reflejar la realidad literaria, tal como debió percibirla un testigo de esa época.

Cartas de relación de Hernán Cortés, 1523

Álamos de Barrientos
Tácito español
ilustrado con aforismos
   Con todo, se procura no dividir la obra de un autor que se encuentre a caballo entre dos siglos o entre años distantes de un mismo siglo, como es el caso de Cervantes y Quevedo o de Saavedra Fajardo.
 
   También era imprescindible una introducción a la época. En su lugar, hemos preferido centrarnos en los contenidos de las obras y en referencias más generales al momento histórico.
 
   Finalmente, era problemático distinguir lo más representativo de lo ideológico y doctrinal en el siglo XVII. Cualquier crítica a nuestra selección será atinada, por lo que sólo pedimos la comprensión del ilustrado lector.
 SIGLO XVI: RENACIMIENTO
 CERVANTES
 SIGLO XVII: BARROCO

D.Miguel Pérez Rosado.
Doctor en Filología