VIDA DE MIGUEL DE CERVANTES (1547-1616)
 


A la memoria de Crescencio Rosado


Retrato de Cervantes,
atribuido, sin base,
a Juan de Jáuregui.


 
    1.-  Miguel de Cervantes Saavedra, recibió el bautismo el 9 de Octubre de 1547 en Alcalá de Henares (Madrid). Por la costumbre de llamar a los hijos según el santo del día en que nacieron y de bautizarlos tempranamente, deducimos que pudo nacer el día de San Miguel -29 de Septiembre- de ese mismo año en el lugar en que recibió el bautismo.
 
   Su madre fue Leonor de Cortinas, natural de Arganda, y su padre, Rodrigo de Cervantes, algo sordo y cirujano de profesión, es decir, encargado de prácticas sanitarias de nivel básico. Su trabajo le obliga a desplazarse por diferentes ciudades y regiones españolas, cuando Miguel es aún un niño: Valladolid, Córdoba, Sevilla o La Mancha. Verá a su padre en prisión, por las angustias económicas de la familia.
 
   A fines de 1566, los Cervantes se instalan en Madrid, donde Luisa, hermana de Miguel, se hace monja, mientras su hermana Andrea presenta a la familia una hija, fruto de sus amores con Nicolás de Ovando. Tanto Ovando como su nuevo amante, Locadelo, dejaron a Andrea beneficios económicos.
   Miguel estudia Gramática, Retórica y Preceptiva Literaria, quizá con los jesuitas, y escribe sus primeras líneas: un soneto al parto de la reina, Isabel de Valois, en 1567.

Primer escrito conservado:
soneto de Cervantes a Isabel de Valois
    Al año siguiente, visita la escuela de Juan López de Hoyos, que en la Historia y relación verdadera de la enfermedad, felicíssimo tránsito, y sumptuosas exequias fúnebres de la Sereníssima Reyna de España doña Isabel de Valoys nuestra Señora (Madrid, 1569) incluyó un soneto y cuatro redondillas de "mi amado discípulo" Miguel.

Partida de bautismo de Miguel de Cervantes.

Tabla de la Historia y relación... con los poemas de Cervantes marcados en rojo.

   Éste no pudo ver sus obras impresas, ya que le condenan a diez años de destierro y pérdida de su mano derecha por acuchillar a Antonio de Sigura, por motivos desconocidos, lo que le anima a huir de España.
 
   A fines de 1569 está en Roma, y, a principios de 1570, servirá como camarero del que pronto sería cardenal Acquaviva.

Autógrafo de Cervantes
    2.-  Por motivos desconocidos, lo abandona para alistarse en la expedición contra los turcos. Además de probar fortuna en el ejército, Miguel quedaría absuelto de su crimen.
   En octubre de 1571 participó, enfermo, en la batalla de Lepanto, desde un esquife de la galera Marquesa, mandada por Andrea Doria. Perdió el uso de su mano izquierda, y, repuesto, continuó en otras expediciones navales, como las de Túnez y La Goleta, en 1574.
 
   En Nápoles vive hasta 1575, en que decide regresar a España. Es poco probable que tuviera un hijo de una amante napolitana.

Acta de rescate de
Miguel de Cervantes.
   Hacia el 21 de Septiembre de 1575, embarca en la galera Sol, en compañía de su hermano Rodrigo, con cartas de recomendación firmadas por Juan de Austria. A los cinco días de viaje, unos corsarios berberiscos abordan su galera, frente a la desembocadura del Ródano. Su hermano y él, capturados, ingresaron en las prisiones -baños- de Argel. Por sus cartas de recomendación o por su atractivo personal, sobrevivió a cuatro intentos de fuga -1576-77-78 y 79-, cada uno de los cuales se castigaba con durísimas penas.
 
    Conocemos detalles del cautiverio por la Topografía e Historia general de Argel del abad Diego de Haedo. A su obra se unen los testimonios negativos de un tal Juan Blanco de Paz.

Topographía e Historia
general de Argel

(Valladolid, 1612)
   Después que su hermano Rodrigo, Miguel fue rescatado el 19 de Septiembre de 1580, a punto de embarcar con su último amo, a Constantinopla.
 
   Rescatado, comienza, con ayuda del trinitario Juan Gil, una Información, dirigida al rey, en que da cuenta de su cautiverio, con vistas a obtener un puesto digno en España.
 
   Ahora, Miguel se ve confundido en su propio país, tras doce años de ausencia. Realiza algún viaje de negocios en 1581 a Lisboa, ahora incorporada a España.
 
   Prueba fortuna en el teatro, que proporcionaba beneficios económicos. Hacia 1583 estrena Los tratos de Argel y La Numancia, tragedia que muestra a Miguel escribiendo un teatro algo anticuado. Estrena obras sin pena ni gloria. Pronto Lope de Vega impondrá su estilo y lo apartará del escenario.
   En 1584 nace su hija Isabel de Saavedra, de su relación con Ana Franca, pero el 12 de Diciembre de ese año contrae matrimonio con Catalina Salazar y Palacios, de Esquivias, pueblo manchego de Toledo, donde vivía alguien apellidado Quijada.
 
   Un año después publica su primera obra: La Galatea (1585), libro pastoril, con éxito. La dedica a Ascanio Colonna, a quien trató en Roma, en la corte del cardenal Acquaviva.

Calle de la familia
Salazar en Esquivias
    3.-  En 1587 acepta unas comisiones, iniciando lo que Jean Canavaggio llama "el laberinto andaluz". Comienza por requisar trigo en Sevilla para la Armada Invencible.
 
   La situación no mejora para Miguel, que en 1590 solicita un cargo para las Indias de América en un documento que transmite la negativa: "busqué por acá en qué se le haga merced".

Partida de casamiento de Miguel y Catalina

Solicitud y negativa
para un cargo en América.
   Calamidades -la irregularidad en el pago de su salario, la inestable fortuna en el juego o nuevos fracasos en el teatro- le llevan en 1592 a la cárcel en Sevilla. Se repiten los viajes por Andalucía con idas y regresos a Madrid, sin que la situación mejore como recaudador de impuestos desde 1595. En 1597-98 vuelve a prisión.
 
   Un año después, la muerte de Ana Franca lleva a Isabel al seno de la familia Cervantes, con su tía Magdalena.
 
   Hacia 1600, Cervantes abandona Sevilla y Andalucía. Se ignora si vivió en Esquivias, donde sus relaciones familiares parecen malas, o en Madrid. Ese año muere su hermano Rodrigo.
    4.-  Ahora, en Madrid o en Esquivias, se ocuparía de la redacción del Quijote.
 
   Por el traslado de la Corte a Valladolid, lo vemos allí en 1604, termimando su gran obra. Se ha enfrentado a Lope de Vega, con quien mantuvo un difícil equilibrio.
   Apresuradamente, aparece en Madrid, en 1605, El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha, impreso por Juan de la Cuesta y aparatosamente dedicado al Duque de Béjar. El éxito es inmediato, aunque no mejora su situación económica.
 
   Un penoso episodio, en el que muere Gaspar de Ezpeleta, saca a la luz las circunstancias en que viven Andrea y Magdalena, hermanas del autor, Catalina de Salazar, su esposa, Constanza de Ovando, hija de Andrea, e Isabel de Saavedra, mal avenida con su padre. Ocupan una casa en Valladolid, cuyos vecinos señalan las relaciones que algunas mujeres mantienen con personajes como el inoportuno navarro Gaspar de Ezpeleta.

Estado actual de la casa
de Cervantes en Valladolid.
    5.-  El traslado de la corte a Madrid en 1606 supondría la instalación definitiva de esta familia en la Calle León en 1607. Miguel escribe comedias y novelas, que guarda. En 1609 muere Andrea, espíritu fuerte de la familia, e Isabel Sanz, hija de Isabel de Saavedra.
 
   En 1610 tiene Miguel ánimo para querer marchar con el Conde de Lemos a Nápoles, de donde es nombrado virrey. La familia Argensola frustra la posibilidad, aunque nuestro autor disfrutó del apoyo económico y moral de este noble.
 
   La falta de documentos entre 1610 y 1611 se quiere rellenar con una improbable visita a Barcelona, si no fue en 1569 o antes de 1585.
 
   Ignoramos si viajó Miguel por Madrid, Esquivias o Alcalá.

Retrato de Cervantes atribuido a Jáuregui
   Aparecen las Novelas Ejemplares (1613), primeras novelas en castellano, donde ofrece Cervantes su único retrato fiable, descartadas las dos probables falsificaciones, atribuidas a Juan de Jáuregui, y, supuestamente, realizadas en Sevilla, hacia 1600.
 
   Seguro de su éxito, imprime el poema Viaje del Parnaso y Ocho comedias y ocho entremeses -nunca antes representados- en 1614, mientras redacta la segunda parte del Quijote.
 
   La aparición en 1614 del Segundo tomo del Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha, firmado por Alonso Fernández de Avellaneda, entristece a nuestro autor, no por ver deformada su obra, sino por los insultos de alguien a quien, probablemente, conocía.

Retrato poco fiable de Cervantes
   La publicación, en 1615, de El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha confirma el éxito anterior, aunque su situación es aún precaria. El apoyo del cardenal Sandoval de Rojas y del Conde de Lemos, al que dedicó Los trabajos de Persiles y Sigismunda (1617), le permiten llevar con dignidad sus últimos años.
 
   Terminaron en Madrid, a 22 de abril de 1616.

Blasón probable de los Cervantes
    6.-  La primera biografía de Cervantes es la de Mayans i Siscar, de 1737.
 
   Escrita por encargo, encabezó una traducción del Quijote al inglés, e insiste en los valores literarios y morales de Miguel de Cervantes. Esta orientación cambió en años posteriores y con nuevos descubrimientos documentales.
 
   En 1819 aparece el estudio de Martín Fernández de Navarrete. Las biografías tradicionales sobre nuestro autor son cada vez más numerosas y pueden cerrarse con la de Luis Astrana Marín, en siete tomos, entre 1948 y 1958.
   De las realizadas con documentación más moderna destacan la de Jean Canavaggio (1986), los estudios de Martín de Riquer (1988-89) o la más novelada de Cristóbal Zaragoza (1991). Presentan al individuo enfrentado a un medio hostil, en el que sobrevive como un hombre de su época, dejando a un lado las convenciones puritanas de los primeros biógrafos.
 
   Una yuxtaposición de puntos de vista podría enfocar la imagen de un autor menos conocido de lo que se piensa.

D.Miguel Pérez Rosado.
Doctor en Filología