EL MESTER DE CLERECÍA Y LA POESÍA EN EL SIGLO XIII
 



 
    0.-  A comienzos del siglo XIII, se documentan las primeras formas de una poesía que divulga textos cultos -generalmente latinos-, con probable influencia francesa. Su estrofa más frecuente es la cuadernavía, tetrástrofo monorrimo en versos alejandrinos de catorce sílabas, con unidad de sentido: estructura esticomítica, que obedece a una métrica sintagmática.
Libro de Alexandre
Inicio del
Libro de Alexandre

 
   Este Mester de Clerecía (mester significa ‘oficio’ y deriva de ministerium) es de clérigos y escolares, herederos de la poesía de los goliardos. Son estudiantes viajeros -acaso universitarios- que han mejorado su status con los nuevos tiempos. Sirven a monasterios e instituciones y difunden en romance, con abundantes cultismos léxicos, lo que se reservaba en latín a monjes e iniciados.
 
 
    1.-  El Libro de Alexandre, sobre la vida de Alejandro Magno, es su obra más ambiciosa.
 
   Sigue la Alexandreis (1182) francesa, escrita en latín por Gautier de Châtillon, y, remotamente, la Vida y hazañas de Alejandro de Macedonia (s.III d.C.) de Pseudo-Calístenes.
 
   Sus 2675 estrofas presentan el nacimiento de Alejandro y su educación por Aristóteles en el trivium y quadrivium. Derrota a Nicolás y a Pausona, y, ya rey, pacifica Atenas y Tebas e invade Asia. Cita a "Omero" para narrar a los suyos la historia de Troya (coplas 325-761).
Libro de Alexandre
Folio 45v, ms. Osuna del
Libro de Alexandre
   Alejandro deshace el nudo [gordiano] antes de enfrentarse a Dario -coplas 1002-1078-. Cruza Damasco, Jerusalén y Egipto, entre profecías y eclipses. Parmenio lo ayuda a vencer de nuevo a Dario -coplas 1349-1451-. Visita Babilonia -descrita en las cc.1460-1534-. Alejandro venga a Dario, asesinado por Besus y Nabarzanes -c.1743-, y engendra un hijo en Calestris, reina amazona -c.1888-. Conquista Escitia y se casa con la hija de Dario. Vence a Poro, rey indio.
 
   Alejandro viaja en un arca de vidrio al fondo del mar. Envidiosos, Natura y Belcebú eligen a Antípater para asesinarlo. Mientras, explora los cielos, conducido por grifos. En Babilonia lo proclaman rey universal. Bebe un veneno, hace testamento y queda enterrado en Alejandría. Una breve consideración moral cierra la obra.
Historia de Alejandro Magno
Incunable (1496) de la
Historia de Alejandro Magno
por Quinto Curcio

 
   El Libro de Alexandre se conserva, casi completo, en dos códices: el manuscrito O[suna] (ss.XIII-XIV), leonés y firmado por Juan Lorenzo de Astorga, y el manuscrito P[arís] (s.XV), a nombre de Gonzalo de Berceo, quizá copista, pero, difícilmente, autor del libro. Existen fragmentos aislados en el Archivo Ducal de Medinaceli (s.XIV); en El Victorial (s.XV) o en copias del siglo XVI del manuscrito B[ugedo] (s.XIII), hoy perdido.
 
   La estrofa 1799 permite datarlo entre los años 1202 y 1228.
 
   Sus digresiones hacen del poema un texto enciclopédico.
   La vida de Alejandro Magno es tema constante en nuestra literatura. La trata Alfonso X en la Cuarta Parte de su General Estoria, según la Historia de Preliis latina.
 
   Existe un Recontamiento del rey Alixandre aljamiado, y un romanceamiento de la obra de Quinto Curcio Rufo. Aunque posteriores al poema, sus modelos latinos son fuentes del Libro de Alexandre.
 
    2.-  De una Disputa del alma y el cuerpo (h.1201), procedente del Monasterio de Oña, conservamos 74 pareados heptasílabos, en los que el alma de un difunto recuerda al cuerpo los lujos que la han perdido. Disputa del alma y el cuerpo
Disputa del alma y el cuerpo
Razón de Amor
Primer folio de la
Razón de Amor
    3.-  En dísticos de ocho y nueve versos se transmite la Razón de amor, con los denuestos del agua y el vino, o Siesta de abril, título menos afortunado del poema. Copiado entre sermones y exorcismos latinos, consta de 146 líneas: 264 versos.
 
   Presenta a un clérigo escolar, cuya siesta en un prado interrumpe una doncella que lo ama sin conocerlo. Tras besarse y solazarse, ella desaparece. El escolar contempla una paloma que vierte agua de una copa sobre el vino de otra, y provoca una disputa entre ambos elementos, que cierra la obra.
 
   La copió Lope de Moros, a quien se ha querido identificar con el autor.
Razón de Amor
Último folio de la
Razón de Amor

 
   La diferencia entre las secciones hace pensar en dos obras sueltas, coordinadas posteriormente, pero existe unidad en el texto, que sorprende por su contenido. La primera parte se asocia con el amor cortés; la segunda, con los poemas goliárdicos latinomedievales. Que su autor estudiase en Alemania, Francia y Lombardía nos sitúa ante uno de los clerici vacantes que representan la clerecía del siglo XIII.
    4.-  Gonzalo de Berceo (h.1197-h.1264) es el primer poeta español de nombre conocido. Pudo estudiar en la Universidad de Palencia. Fue diácono en 1221, aunque no sería notario del abad Juan Sánchez, pese a su autoridad en el mundo jurídico.
 
    4.1.-  Hacia 1230 escribiría la Vida de San Millán de la Cogolla, en 489 cuadernavías y tres libros, sobre este santo (h.475-575). Siguió la Vita Beati Emiliani (h.1225) de San Braulio para el nacimiento de este pastor, discípulo de San Felices, ermitaño, preste, racionero y, de nuevo, ermitaño.
Gonzalo de Berceo
Catálogo de las obras
de Gonzalo de Berceo
Vida de San Millán
Comienzo de la Vida de San Millán
   Un segundo libro trata sus milagros: curaciones, exorcismos y prodigios, como vencer un concilio de diablos o prever la destrucción de Cantabria por Leovigildo. Concluye con la muerte de San Millán.
 
   El último libro trata milagros póstumos: curar enfermos o resucitar una niña. Acaba con su intervención contra Abderramán [III] (cc. 362-481). Recuerda los votos, por los que muchos pueblos castellanos envian ofrendas al monasterio de San Millán, por este compromiso. Un breve milagro cierra el poema.
 
   Gonzalo buscó con esta artimaña -acaso siguiendo un libro del oscuro monje Fernandus- animar la vida del monasterio. La ingenuidad no es, en absoluto, característica suya.
    4.2.- En 777 tetrástrofos escribe, hacia 1236, la Vida de Santo Domingo de Silos (1000-1073), también en tres libros, según la Vita latina de Grimaldo. La expone en román paladino -en 'romance claro'-: un niño pastor, con rasgos especiales -pues no ríe e imita personajes ejemplares- se hace ermitaño, es monje y restaura iglesias. Enemistado con el rey García de Navarra, reforma para Fernando [I] de Castilla el Monasterio de Silos. Es visionario y colabora en la translación de tres mártires de Ávila. Vida de Santo Domingo de Silos
Manuscrito latino de la
Vida de Santo Domingo de Silos
Vida de Santo Domingo de Silos
Comienzo de la
Vida de Santo Domingo de Silos
Ms. de la R.A.H.
   El segundo libro refiere sus milagros en vida: sanar enfermos, lograr alimento para sus monjes, confundir ladrones o vencer tentaciones. Rescata un cautivo y recupera moros fugitivos. A su muerte, nuestro autor señala que sus tres libros reflejan la Trinidad.
 
   A curaciones milagrosas post mortem se dedica el libro tercero. El testimonio de un cristiano liberado por Domingo motiva su canonización. Intercede entre vecinos de Guadalajara e Hita, pero Berceo apunta la pérdida de un cuaderno de la fuente latina.
    4.3.-  Su obra más hermética puede ser Del sacrificio de la Misa, en 297 cuadernavías, acaso escrita en 1237, al ser nombrado preste.
   Repasa el ritual de la Misa, según los dos Testamentos, para "acordarlos en uno". Recuerda el velo del templo antiguo, roto por Cristo, y episodios de la Eucaristía, como la consagración o el Padre Nuestro.
 
   Domina los cuatro sentidos de la Escritura: -histórico, alegórico, tropológico y anagógico- y no parece seguir ninguna fuente, sino su propia erudición.
Del Sacrificio de la Misa
Del Sacrificio de la Misa

 
    4.4.-  El Duelo que fizo la Virgen María el día de la Pasión de su Hijo Jesucristo (h.1236-46) es un Planto en 210 estrofas, según San Bernardo, quien pide a la Virgen un relato sobre la pasión de Cristo. Reproduce el diálogo entre madre e hijo, cuya sepultura velan los judíos para que nadie lo rescate. Abandona nuestro autor el tetrástrofo e inserta la "Cántica Eya Velar" (coplas 178-190), composición paralelística que recuerda la lírica primitiva o un embrión de teatro litúrgico.
 
Gonzalo de Berceo
Busto dedicado a
Gonzalo de Berceo
    4.5.-  Tres Himnos (h.1236-46), de siete estrofas romancean el Veni Creator Spiritus, Ave Maris Stella y Christe, qui lux es.
 
 
    4.6.-  En copias del siglo XVIII leemos los Loores de Nuestra Señora (h.1236-46) en 233 cuadernavías. Repasa episodios de la vida de María, profecías de su nacimiento, vida de Jesús y hechos de los apóstoles, intercalando oraciones e invocaciones.
    4.7.-  Los 77 tetrásticos de los Signos que aparecerán antes del juicio final (h.1236-46) siguen unos Comentarios al Apocalipsis de Beato de Liébana, aunque Gonzalo cite expresamente a San Jerónimo. Describe los signos de los catorce días previos; en el décimoquinto se celebra el Juicio. Escrito para "que se tema el Pueblo" y "mejore en costumnes", exhorta a la oración.
 
 
    4.8.-  Los Milagros de Nuestra Señora son veinticinco episodios en 911 cuadernavías, proyectados desde 1246, a juzgar por su alusión al obispo Tello Téllez de Meneses, fallecido ese año. La referencia a Fernando III ya difunto, sugiere que estaba inconclusa en 1252.
Catedral de Mans
Detalle del milagro de
Teófilo en una vidriera de la
Catedral de Mans
Milagros
Milagros del ms. Mecolaeta
   Se abre con una Introducción de cuarenta y seis estrofas, sin fuente conocida y con aspecto de poema independiente. Presenta una alegoría: la Virgen es un prado, donde los pájaros cantan para un romero que goza del locus amoenus. El autor descifra su alegoría y acaso ordena su contenido sobre el número cinco.
 
   Los milagros, ambientados en la Europa medieval, narran la salvación de niños, peregrinos, bebedores, lujuriosos... cuya devoción les aprovecha, gracias a la intercesión mariana.
Milagros de Nuestra Señora
Prólogo de los
Milagros de Nuestra Señora
Monasterio de San Millán de Suso
Monasterio de San Millán de Suso
   Sólo dos llevan título en un manuscrito: el XXI, de cómo una abadessa fue preñada, y el último -o penúltimo-, de cómo Teófilo fizo carta con el diablo.
   Gonzalo muestra su caridad, su familiaridad con temas jurídicos, su antisemitismo y su conocimiento de la música y de la retórica latina, mediante la amplificatio y el cultismo.
   Alusiones a la juglaría apuntan a la posible recitación de estos milagros.
 
   A Gonzalo de Berceo se le compara con autores franceses como Gautier de Coinci (1177-1236) y sus Miracles Nostre-Dame, o con Rutebeuf (h.1230-1290), pero su fuente sería latina: el ms. Thott 128 de la Biblioteca Real de Copenhague, que omite el milagro XXV.
    4.9.-  La Vida de Santa Oria (h.1252-57) consta de 205 estrofas, desordenadas en las copias que la transmiten. Pudo ser la última composición de Gonzalo, que habla de su vejez.
 
   Sigue una desaparecida Vida latina de la santa (1043-1070), compuesta por Munio, y abarca su trayectoria religiosa como reclusa. En una primera visión, tres santas la transportan a un vergel, entre beatos, sin que Dios le permita permanecer allí. Tres vírgenes la presentan a María en una segunda visión, incompleta en las fuentes textuales, así como el inicio de la tercera, en Monte Oliveti, interrumpida por la madre de Oria. De mano de su padre, ingresa la santa en el otro mundo.
Obra Completa
Obra Completa (1992)
    4.10.-  Sólo conservamos 105 estrofas del Martirio de San Lorenzo (ante 1264) e ignoramos si se completó. Sigue las Pasiones de los mártires, y, quizá, algún breviario de Jaca. Hace oscense al Santo y contemporáneo del Emperador Decio.
Manuscrito Mecolaeta
Manuscrito Mecolaeta
   Lorenzo (s. III) sirve en Roma a Sixto [II], a quien ajusticia Decio. También Lorenzo muere abrasado, por engañar al duc Valeriano, mostrándole que sus riquezas son los cristianos pobres.
 
   La obra de Gonzalo de Berceo se ha transmitido en dos códices medievales: el ms. Q[uarto] -acaso del siglo XIII, pero perdido después de 1700- y el ms F[olio] -siglo XIV-, conservado en la R.A.E., en diferentes secciones. Una copia del siglo XIV con la Vida de Santo Domingo de Silos se conserva en la R.A.E., y otra en ese monasterio burgalés. El Sacrificio de la Misa se guarda en el ms. 1533 BNM, de los siglos XIII-XIV. Se aprecian dos manuscritos del siglo XVIII: el I[barreta] y el M[ecolaeta], por conservar lecturas del ms. Q, hoy irrecuperables.
    5.-  El Libro de Apolonio está copiado en el manuscrito escurialense K-III-4, de fines del siglo XIV. Lo forman 656 cuadernavías que romancean la Historia Apolonii Regis Tyri (s. V-VI).
   Queriendo Apolonio casarse con la hija del rey Antioco, descubre por enigmas un incesto entre padre e hija. Fugitivo, naufraga, pero un pescador lo consuela. En la Corte conquista con su música a Luciana, hija del rey Architrastres. Muerto Antioco, los esposos embarcan hacia Tiro. En la travesía nace Tarsiana y su madre, aparentemente muerta tras el parto, es arrojada al mar en un cofre. Reanimada, ingresa en un convento. Venden a Tarsiana a unas piratas, pero evita prostituirse, gracias a su arte de vihuelista. Apolonio la reconoce y la casa con el rey Antinágoras. Un sueño permite recuperar a Luciana. Cierra el poema una reflexión moral. Libro de Apolonio
Libro de Apolonio
Vida e historia del rey Apolonio
Página del incunable la
Vida e historia del rey Apolonio
   La obra se escribiría entre 1240 y 1260, por el estado de su lengua, de rasgos franceses o catalanes.
 
   La literatura española repitió esta leyenda en el romanceamiento de la Confesión del amante (s.XV) y en el incunable de la Vida e historia del rey Apolonio (h.1488), derivada de la Gesta Romanorum.
Vida e historia del rey Apolonio
Página del incunable la
Vida e historia del rey Apolonio

 
    6.-  Del Poema de Fernán González sobreviven unas 700 cuadernavías, copiadas descuidadamente en el manuscrito B-IV-21 de la Biblioteca Escurialense.
   Aunque cita un escrito o leyenda -acaso un Epitoma Imperatorum, derivado de la Crónica mozárabe (h.754) u otras crónicas del tudense o el toledano-, la obra puede derivar de un cantar de gesta hoy perdido. Su autor conocería además el Libro de Alexandre.
 
   Resume la historia de Hispania, con la invasión árabe y la figura de Bernardo del Carpio. Fernán González, criado por un carbonero, aparece desde la copla 174: muertos sus hermanos, hereda el condado de Castilla y vence a Almanzor, según la profecía del monje Pelayo en la ermita de San Pedro [de Arlanza], que recibirá sus donativos. Sancho de Navarra invade Castilla y lo paga con su vida. Contraataca Almanzor; Fernán González conoce de Pelayo -ya muerto- y de San Millán su futura victoria. Una serpiente aterra sus tropas, pero Santiago hace vencedora a Castilla.
Poema de Fernán González
Primer folio del
Poema de Fernán González
   Sancho Ordóñez de León recibe del conde un azor y un caballo si paga al gallarín el posible retraso en la deuda. Mientras, la reina de León engaña al castellano, proponiendo unas bodas con doña Sancha, hija del rey navarro. Prisionero el conde, la infanta lo libera si cumple su promesa matrimonial. Huyendo, matan a un arcipreste que intenta forzarla. Antes de las bodas, el rey navarro ataca Castilla, pero su hija lo libera. Sancho Ordóñez pide ayuda a Castilla contra los moros. El conde actúa sin los leoneses, reclama su dinero y se defiende del rey navarro...
Poema de Fernán González
Teja con versos del
Poema de Fernán González
   Aquí se interrumpe la copia, que narraría la independencia de Castilla al no poder pagar el rey su deuda.
 
   Que el texto original era más cuidado lo prueban cuatro cuadernavías copiadas en una teja del siglo XIV, descubierta al norte de Burgos.
 
   Una alusión a los benimerines centra el poema hacia 1264, y los conflictos con Navarra lo sitúan en época alfonsí.
    7.-  Ignoramos si serán del siglo XIII las versiones en cuadernavía de los Exemplos de Catón:
   Un manuscrito del siglo XV transmite once estrofas, enmarcadas por dos versos latinos del primer libro de los Disticha Catonis. Los alejandrinos españoles glosan un pasaje de Boecio, De Consolatione y se distancian del Catón que tratan.
Catón
Catón manuscrito
Catón
Portada del Catón
en cuadernavía (1543)
Catón
Primer folio del Catón
en cuadernavía (1543)
   Más completa es la versión de 1521 en 143 cuadernavías que siguen los dísticos pseudocatonianos. Su fecha tardía indica el éxito de esta literatura gnómica que impregnó obras como el Tirant lo Blanc.
Elena y María
Elena y María
    8.- Conservamos poemas ajenos a la cuadernavía que responden a una maestría clerical: en Elena y María, disputa del clérigo y el caballero, dos mujeres defienden a sus respectivos amantes y atacan los ajenos. Buscan el veredicto del rey Oriol, desconocido por interrumpirse el manuscrito.
   La copia -de la biblioteca de la Duquesa de Alba- se ha conservado milagrosamente y muestra en el tamaño un aire de juglaría.
 
   Sus 402 heptasílabos se agrupan en pareados y recuerdan al Phillis et Flora, poema goliárdico, o a sus derivados franceses, donde suele vencer el caballero al clérigo.
Elena y María
Páginas de Elena y María
    9.-  Junto al Libro de Apolonio, el ms. escurialense K-III-4 conserva poemas hagiográficos de rasgos juglarescos, como la Vida de Santa María Egipciaca, en 1451 versos pareados. Sigue una fuente francesa y narra la vida de esta santa, que fue prostituta en Alejandría. Anacoreta en el río Jordán, el monje Gozimás le mostró la vía de salvación.
Libre dels tres reys d'Orient
Libre dels tres reys d'Orient
   10.- En este mismo códice leemos un Libro de los tres Reyes de Oriente en 242 versos pareados, acaso derivado de los Evangelios apócrifos. Trata el episodio de la huida a Egipto, en el que la Virgen sana al hijo gafo de sus secuestradores, lavándolo en el agua en que ha bañado al niño Jesús. Cristo, desde la cruz, reconoce en Dimas -uno de los ladrones que mueren con él- al niño gafo y lo lleva al Paraíso.
 
   La obra se conoce también como Libro de la Infancia y muerte de Jesús
    11.-  De finales de este siglo conservamos en dos códices una Historia Troyana Polimétrica. Entre prosas, presenta once poemas de 24 a 180 versos, de diferente medida. El primer metro es una sextina octosilábica y el cuarto, en 14 cuadernavías, narra una batalla entre Héctor y Aquiles. Junto a los restantes, enriquecen la métrica española.
 
   Esta Historia Troyana Polimétrica se cierra con la muerte de Héctor y parece seguir un texto francés: el Roman de Troie de Benoit de Saint Maure, aunque los códices mezclan versiones de distintas épocas.
Historia troyana polimétrica
Historia troyana polimétrica
El Dío alto que los cielos sostiene
Folio del códice con
El Dío alto que los cielos sostiene
y Ay Jherusalén
    12.- El Dío alto que los cielos sostiene es el primero de los 51 versos de un poema, probablemente relacionado con las juderías, sobre la creación del mundo y la expulsión de Adán del Paraíso. Su forma estrófica es irregular y un tanto desconcertante.
 
   Este mismo códice del Archivo Histórico Nacional transmite Ay Jherusalén, ejemplo aislado de un canto de cruzada castellano. Sus 110 versos de base hexasílaba se compondrían hacia 1274.
 
   El manuscrito se cierra con Diez Mandamientos en 14 versos.

 
    13.-  Conservamos líneas sueltas y posibles fragmentos de obras más extensas: un Cantar del rey don Alonso, sobre el rey sabio y sus conflictos con Sancho IV, unos himnos al Oficio de la Pasión, unas Horas del Espíritu Santo, unos Gozos de la Virgen y una Oración a Santa Magdalena, de los siglos XIII o XIV.
 
   Además, existen alusiones a obras perdidas: una continuación de la vida de Alejandro Magno, titulada Los votos del pavón; una Vida de Santo Toribio y otra de Santo Domingo de Guzmán... Más dudosa es una Traslación de los mártires de Arlanza por Gonzalo de Berceo. Nunca se descarta la posibilidad de nuevos hallazgos.

D.Miguel Pérez Rosado.
Doctor en Filología