DE LOS ORÍGENES A ALFONSO X EL SABIO
 



 
Glosa emilianense
Glosa emilianense
    1.-  La prosa española existe desde fecha indeterminada.
 
   Sus primeros testimonios se dan en el siglo X, cuando un monje del monasterio de San Millán de la Cogolla escribe, entre anotaciones romances, vascas o latinas a un libro escrito en esta lengua, una breve oración, que dice, en castellano actual: "Con la ayuda de Nuestro Dueño Dueño Cristo, Dueño Salvador, que es dueño con honor..."
 
   Esta es la primera vez que el castellano va más allá de palabras aisladas y compone una frase con sentido. Por encontrarse en libros del Monasterio de San Millán de la Cogolla se llaman glosas emilianenses. Las de Santo Domingo de Silos, se conocen como glosas silenses.
    2.-  Posteriormente, los intereses literarios se proyectarían sobre temas históricos o religiosos.
Biblia castellana
Biblia castellana,
ms. escurialense i.j.3
   Entre los históricos, destacan los anales toledanos, escueta relación de acontecimientos asociados a cada año, y la versión castellana del Liber Regum, llamado Cronicón Villarense.
   Los religiosos se relacionan con el problema judío español. Encontramos opúsculos polémicos, como la Disputa entre un cristiano y un judío o las Biblias romanceadas, muchas de ellas de procedencia judía, como la Fazienda de Ultramar, que anuncian la obra alfonsí.

   Cronológicamente, volvemos a los romanceamientos de historias latinas, que, posteriormente, aprovecharía Alfonso X: la de Lucas de Tuy (el tudense) (1236) o la de Jiménez de Rada (el toledano) (1244).
 
   Otro tema de la prosa medieval fue la geografía, representada por la Semejança del mundo, continuada hasta el siglo XV.
Fazienda de Ultramar
Inicio de la Fazienda de Ultramar

Semejanza del mundo
Comienzo de un ms de
la Semejanza del mundo
    3.-  Un género muy cultivado de la prosa prealfonsí es el de la literatura sapiencial, de proyección política.
   Se da a conocer con el Libro de los doze sabios o Tractado de la nobleza y lealtad (1237), de época de Fernando III, concluido por su hijo Alfonso, a quien va dedicado, hacia la década de 1250.

   Flores de Filosofía, en sus dos redacciones, es una colección de sentencias para reyes y nobles.
   Más interesantes resultan Poridat de poridades y Secreto de los secretos, derivados de versiones árabes sobre la vida y sabiduría de Alejandro Magno.
Libro de los doce sabios
Libro de los doce sabios

Calila y Dimna
Calila y Dimna, ms.B.
    4.-  Del árabe derivan las dos primeras colecciones de cuentos medievales:
 
a/ Calila y Dimna (h.1251) refunde relatos del Panchatatra, probablemente encargados por el, aún infante, Alfonso. Conserva el prólogo del traductor árabe, Ibn al-Muqaffa, según el cual, Berzabuey tradujo para su rey Sirechuel, del indio al persa, este libro, en que el filósofo Burduben adoctrina al rey Diçelem.
 
   Se inicia con la historia de los lobos cervales Calila y Dimna. Éste último presenta al rey león el buey Sençeba; pero, envidioso de este cortesano, conspira hasta hacer que el propio rey lo mate. Descubierta su traición, Calila muere de vergüenza y Dimna, ajusticiado. Los demás capítulos -casi veinte- narran fábulas de animales y personas, entreveradas de sentencias, incluyendo otra versión breve de Calila y Dimna, en que el lobo resulta inocente, siempre en el marco narrativo del diálogo entre el filósofo y el rey.
Calila y Dimna
Calila y Dimna, ms.A.

 
Calila y Dimna
Ms.A de
Calila y Dimna
   A los dos manuscritos castellanos redactados sobre la versión árabe -uno, acaso, contaminado por redacciones latinas- debemos sumar un fragmento, también medieval, derivado de una versión hebrea. Existe una refundición del siglo XV -sobre la de Juan de Capua (s.XIII)-; otra del XVII -sobre una versión turca- y una tercera del arabista español José Antonio Conde (1797).
 
   b/ También del Panchatantra es deudor el Sendebar o Libro de los engaños de las mujeres (h.1253), encargado por don Fadrique, hermano de Alfonso X. Desarrolla una variante del episodio bíblico de la mujer de Putifar: un Infante, hijo único del rey Alcos de Judea, debe guardar silencio durante siete días, por consejo de su preceptor Çendubete. Por rechazar las proposiciones deshonestas de su madrastra, ella, airada, le acusa de haber intentado forzarla.

 
   Hasta el séptimo día, se suceden los cuentos de los privados y la madrastra para perdonar o condenar al Infante, que, al día siguiente, remata con su explicación un total de veintitrés cuentos de tradición oriental y occidental. Finalmente, vive el Infante y muere la madrastra.
 
   El libro se conserva en un códice plagado de erratas: ms. 15 R.A.E.-.
 
   Este argumento se retoma en distintas versiones: la de Diego de Cañizares (siglo XV), de tradición latina; la del Libro de los siete sabios de Roma (1530) o en la Historia del Príncipe Erasto (1575).
 
   Se perdió una versión castellana del Libro de la escala de Mahoma, serie de visiones del profeta árabe, que Alfonso X mandó traducir y que conocemos por la versión latina, o francesa.
Sendebar
Inicio del
Sendebar

 
LITERATURA ALFONSÍ

 
    5.-  Una extensa recopilación de textos jurídicos se escribe ahora como paso previo a las grandes colecciones de leyes alfonsíes.
 
   Primero recogería el Fuero Juzgo visigodo para, después, recopilar las leyes contemporáneas en el Libro de los fueros de Castilla y en el Fuero viejo de Castilla. En un tercer paso se compone un Fuero Real, primera obra que manifiesta el pensamiento original alfonsí.
 
   En leyes equivalentes a capítulos, se divide el Setenario, proyecto de catecismo o enciclopedia inacabado, sobre diversos temas.
 
   El Espéculo, borrador de las Partidas, ya define el autoritarismo del rey.
   Para estos proyectos contó Alfonso con la asistencia de juristas españoles o italianos, como Jacobo de Junta, Fernando de Zamora o el Maestro Roldán.
Fuero Real
Folio del Fuero Real


 

 
Lapidario
Folio del Lapidario
    6.-  Conservamos obras científicas recopiladas por el rey y utilizadas posteriormente. Son las versiones del Lapidario (h.1250) y dos obras castellanizadas por Yehudá ben Mosé ha-Kohén, el Libro conplido de los judizios de las estrellas (h.1256), tomado del autor árabe Aly Aben Ragel, o el Libro de las cruzes, elaborado cinco años después del anterior. El Libro conplido sería posteriormente traducido al latín
Libro conplido de los judizios de las estrellas
Libro conplido de los
judizios de las estrellas
Libro de las cruzes
Libro de
las cruzes

 

 
    7.-  De época de Alfonso X son varias obras del género de la literatura sapiencial o gnómica:
 
   El Libro de los cien capítulos es refundición de Flores de Filosofía y busca alcanzar la dimensión política o de regimiento de príncipes.
 
   El Libro de los buenos proverbios es adaptación del árabe Kitâb âdâb al-falasîa, de Hunayn ibn Ishâq. Comienza con reuniones de filósofos y termina con nombres como Sócrates, Platón y derivaciones de una correspondencia espúrea entre Aristóteles y Alejandro Magno.

Diálogo de Epicteto y
el Emperador Adriano
   Finalmente, el Bonium o Libro de los bocados de oro, es también versión de una obra árabe de Ibn Fâtik, que recoge textos de Diógenes Laercio. Ofrece sentencias apócrifas desde el profeta Sed y Hermes hasta Gregorio, Galieno y otros filósofos no identificados.
 
   Asociados a personajes más concretos, nos han llegado el Diálogo de Epicteto y el Emperador Adriano, derivado de los Juegos de los monjes: manuales de preguntas y respuestas a modo de catecismos.

 
Historia de la Doncella Teodor
Historia de la Doncella Teodor
   La Historia de la donzella Teodor se relaciona, en parte, con la obra anterior, aunque su estructura es más compleja: una mujer sabia luce sus conocimientos ante un juez de sabiduría. Con el dinero que recibe como recompensa, ayudará a su amo a salir de la pobreza.
 
   El Capitulo de Segundo Filósofo presenta versiones con variantes: Segundo es un filósofo de época de Trajano. Su Capítulo se incluyó en la Estoria de España de Alfonso X.
Historia de la Doncella Teodor
Historia de la Doncella Teodor

    8.-  Del taller alfonsí proceden las grandes obras de este momento, divididas en varios géneros: jurídicas, científicas, históricas y lúdicas.
 
   Al primer grupo responden las Siete Partidas, cuyo embrión vimos en el Espéculo.
 
Partidas
Incunable de las Partidas (1491) con comentario.
Esta obra, no operativa hasta Alfonso XI, refleja el interés del rey por imponerse en sus territorios. Su fracaso no quita validez a este trabajo, pues recoge aspectos interesantísimos de la vida cotidiana.
 
   La Primera partida trata la vida de los religiosos. La Segunda partida, la de los caballeros. Ha sido muy influyente sobre la literatura posterior y sobre los tratados de caballerías hasta finales del siglo XV.
Partidas
Manuscrito de las
Partidas

 
La Tercera partida se dedica al derecho procesal, y la cuarta, a los matrimonios. La vida de los comerciantes se regula en la quinta Partida y, en la Sexta Partida, los testamentos. Finalmente, la Séptima Partida trata el derecho penal.
 
Códice mutilado de obras astronómicas alfonsíes
Códice mutilado de obras
astronómicas alfonsíes
   El interés de Alfonso X por la astrología le puso en contacto con sabios judíos y árabes, de quienes aprovechó sus traducciones latinas o encargó nuevas versiones romanceadas. Con ellas elabora textos como el Libro del saber de astrología, colección de tratados sobre temas astronómicos, o el Libro de la ochava esfera.
 
   También escribió tratados sobre instrumentos de medición o unas Tablas astronómicas, pues su objetivo era descubrir el porvenir -astrología judiciaria-.

Miniatura del Libro
de la ochava esfera
   Por ello consultaba a sus estrelleros al tomar decisiones, lo que le valió el recelo y desconfianza de clérigos e intrigantes cortesanos. Se acercó a temas relacionados con la magia, en su Libro de las formas et de las imágenes o en su versión, parcialmente conservada, del Picatrix árabe.
 
   Su mayor prestigio lo debe, con todo, a las obras historiográficas: su Estoria de España y su Grande e General estoria.
Tablas astronómicas alfonsíes
Tablas astronómicas alfonsíes

Estoria de España
Códice de la
Estoria de España
   De la Estoria de España conservamos dos versiones: de 1272 -versión regia- y 1283 -versión crítica-, aproximadamente. Incluye una primera parte de historia primitiva y romana; una segunda, de historia bárbara y gótica; una tercera, del reino asturleonés, y una cuarta, del castellanoleonés.
 
   Para su composición se usaron obras muy diversas, como las crónicas de San Isidoro a Jiménez de Rada, o la Farsalia de Lucano.
Estoria de España
Códice gallego de la
Estoria de España

 
   Durante el siglo XX, la Estoria de España se identificó con la Primera Crónica General, refundición posterior a Sancho IV, editada por Ramón Menéndez Pidal.
General Estoria
Códice de la
General Estoria
   Pero la gran obra de Alfonso X fue la Grande e General estoria, ambicioso intento de una historia universal.
 
   Para su elaboración, partió de una Biblia, en la que intercaló sucesos históricos de las fuentes más heterogéneas: desde la Historia Regum Britaniae hasta las obras de materia clásica o pagana. Se interrumpió en la sexta parte, en la genealogía de la Virgen María.
Grande e General Estoria
Códice de la
Grande e General Estoria
Libro de juegos alfonsíes
Libro de juegos alfonsíes
   Pero no todo era estudio en la corte del rey Alfonso.
   El ocio encuentra una forma literaria en el Libro de ajedrez, el Libro de los dados y el Libro de las tablas, que presentan juegos de origen indio y situaciones semejantes a los problemas de ajedrez actuales.
 
   De época alfonsí es una interesante Historia troyana polimétrica en verso y prosa, probable fuente de obras posteriores de materia troyana.

D.Miguel Pérez Rosado.
Doctor en Filología