FENICIOS
 

Templo de Melkart en Sancti Petri
La aportación de los fenicios a la cultura peninsular ha sido importante, no solo económicamente al ser el primer pueblo basado en un comercio "internacional", sino por sus aportaciones puramente culturales o industriales: urbanismo, alfabeto, religiones orientales, nuevas técnicas en la metalurgia y alfarería.
 
El territorio fenicio estaba ubicado en el actual Líbano y se componía de ciudades-estado. Las más importantes fueron Biblos, Beritos, Sidón y Tiro. Su expansión se debió a la búsqueda de materiales con los que comerciar -vidrio, tejidos purpurados, metales, y objetos ya manufacturados-. Se establecieron en Sicilia, norte de África y en la península Ibérica.
 
Se puede hablar de una precolonización desde el S. XII al VIII a.C. cuando consiguió su máximo esplendor colonizador.
 
Hacia el año 1.100 a.C., la ciudad fenicia de Tiro funda Gadir -Cádiz- y más tarde, en el año 814 a.C. Cartago. Por consiguente los Cartagineses son de origen y cultura fenicia. Estos, durente los S. VI a.C. y el III a.C. asumen gradualmente el control de todo el ámbito fenicio occidental.
 
Podemos distiguir dos zonas de influencia: una occidental centralizada en Cádiz, "Gadir" -significa ciudad amurallada- y otra oriental ubicada en las actuales provincias de Granada y Málaga, donde fundaron Malaca -Málaga-, Sexi -Almuñécar- y Abdera -Adra-.
Capitel fenicio de Gadir
Capitel fenicio de Gadir

 
Los restos arquitectónicos son escasos, debido a la superposición de construcciones más modernas. En concreto de la Gadir fenicia es muy poco lo que sabemos.
  • Restos en Cádiz -Gadir-. La fundación de esta ciudad fenicia data del año 1.100 a. C. -Estrabón y Veleyo Patérculo-. Actualmente no disponemos de grandes restos arquitectónicos, solo sabemos que están bajo la actual ciudad de Cádiz. Su ubicación se debió a la cercanía de las minas de plata y oro, metales que necesitaban para el continuo comercio con Oriente.
     
    Los restos más importantes son cámaras funerarias de grandes sillares encontradas en los actuales astilleros, dentro de las cuales aparecieron los mejores sarcófagos de fabricación fenicia -S V a.C.-.
     
    Son de resaltar las ruinas del Templo de Melkart, situado en la Isla de Sancti Petri y los restos del canal fenicio.
     
  • Yacimiento de Torre de Doña Blanca, en Puerto de Santa María, Cádiz. FICHA BÁSICA
     
  • Yacimiento de Morro de Mezquitilla, en Algarrobo, Málaga. Yacimiento Fenicio del S. VIII a. C. Las excavaciones nos han descubierto un gran número de viviendas en varias fases constructivas con las carcterísticas fenicias: paredes enfoscadas de adobe, suelos de arcilla y planta rectangular.
     
  • Yacimiento de Chorreras, en Algarrobo, Málaga. Cercano a el Morro de Mezquitilla, es habitado a principios del S. VIII a.C. Sus viviendas son de paredes de adobe con enfoscado rojizo al exterior y blanco amarillento en el interior. Tienen planta rectangular y están delimitadas por calles o callejones. Un número apreciable disponía de horno, posiblemente para la fundición de metales o la cocción de cerámica. En su perímetro tenía una muralla.
Planta almacén de Toscanos
Planta almacén de Toscanos

  • Yacimiento de Toscanos, en Vélez-Málaga, Málaga. Es un asentamiento fenicio del S.VIII a.C. Está situado en una colina a la orilla del río Vélez.
     
    Primeramente se urbaniza de tal menera que las viviendas se orientan a una calle, esto es, una calle y a ambos lados las casas. Estas son de planta rectangular, cimentación de piedra y paredes de adobe, y cubierta vegetal pintada de rojo. El poblado está rodeado de muralla y foso. Actualmente están excavados, además de las viviendas, un almacén de dos pisos y parte de un puerto.
     
    Fue abandonado en el S. IV a.C.
     
  • El poblado de Sant Jaume-Mas d'en Serra en Alcanar, (Tarragona), situado en lo alto de una meseta, está fortificado. Se data entre el final del S. VII a.C. y el S. VI a.C. La viviendas están construidas con piedra de tamaño medio, algo trabajadas y ligadas con un mortero de arcilla y cuñas. Estaban enfoscadas con arcilla y enlucidas con cal.

 
Las necrópolis, asociadas a estas ciudades, también son un importante exponente arquitectónico del mundo fenicio, las más importantes son:
Tumba de Trayamar
Tumba de Trayamar
  • Necrópolis de Toscanos, en Vélez-Málaga, Málaga. Con muchos y variados tipos de enterramiento, siendo el más habitual la fosa con una laja de piedra.
     
  • Necrópolis de Trayamar en Algarrobo, Málaga. Se construyeron al menos cinco tumbas de grandes dimensiones pero solo una está en buenas condiciones. Está constituida por un pequeño corredor de acceso inclinado -dromos-, y una cámara -hipogeo- funeraria de fábrica de sillares de piedra. Este conjunto funerario es, posiblemente, el más importante de los fenicios en el Mediterráneo occidental. Está asociado al poblado de Morro de Mezquitilla, datado en el S. VII a.C. En el Museo Arqueológico Provincial de Málaga hay una reconstrucción de la tumba.
     
  • Necrópolis de Almuñecar, en Málaga.- Con más de 20 tumbas de planta circular, que, en general, tienen uno o dos nichos en un lateral.
Debemos hacer un capítulo especial para la colonización fenicia de la isla de Ibiza, ya que los últimos yacimientos de Isla plana, La caleta y Puig des Molins datan la ciudad -Eivissa- antes de su fundación cartaginense -Ebusus-.
  • Necrópolis de Puig des Molins en Ibiza. Asociado a la ciudad fenicia de Eivissa. Data del S VI a.C. y siguió utilizándose como cementerio hasta el S.V con la dominación romana. Es una gran necrópolis con más de 3.000 enterramientos en hipogeos.

 
CARTAGINESES
 
La posterior colonización de los cartagineses, de origen fenicio, también puede considerarse conquista, ya que, aunque el fin fue económico y comercial, los medios para conseguirlo en muchos casos fueron militares. Las ciudades además de puertos mercantiles eran centros militares para el control del Mediterráneo; así fundaron Cartagena -Carthago Nova- y colonizaron la antigua Ibiza -Eivissa-.
 
Es de nombrar la histórica conquista de Sagunto, ciudad aliada de Roma, por Aníbal en 218 a.C. que desata la Segunda guerra púnica. Su presencia se extendió desde el S.VI a.C. hasta su derrota en la segunda guerra púnica contra los romanos, en el III a.C.
 
Podemos nombrar como restos arqueológicos de esta época:
  • Ciudad de Qart-Hadasch o Carthago Nova, en Cartagena, Murcia. FICHA BÁSICA
     
  • Baria, en Villaricos, Almería. Los restos que nos quedan son tanto del poblado como de las necrópolis. Posiblemente la ubicación de esta población vino dada por la proximidad de minas y la tradicional industria de los salazones de la zona. También hay restos anteriores, fenicios y posteriores, romanos.
     
    La necrópolis viene definida por la forma de enterramiento: inhumación o incineración.
     
    Las inhumaciones se realizan excavando tumbas en piedra, construyendo cámaras funerarias y, por último, en sarcófagos. Para las incineraciones se excavan pozos rectangulares donde se coloca en un lado la urna y enfrente su ajuar.