EL PRERROMANICO.
 
El concepto de "arte prerrománico" en los territorios cristianos del occidente de Europa ha sido tradicionalmente discutido y modificado por los historiadores.
 
La identificación de este arte, como estilo -teoría de los estilos-, implicaba la limitación de incluir en él únicamente las artes que proporcionaban creaciones precursoras del románico. Es evidente que se excluían gran parte de las expresiones artísticas que se realizaron en la primera parte de la Alta Edad Media, estableciendo la necesidad de definir un montón de estilos nuevos, o crear una definición que abarcase a todos.
 
Esta forma de clasificar, llevó a incluir, dentro de la península, a estilos ya claramente románicos, como el románico condal dentro del prerrománico.
 
Si nos referimos al Arte Prerrománico como las manifestaciones artísticas dentro de un espacio temporal que abarca desde la caída del Imperio Romano de occidente hasta la aparición del Románico, nos encontramos con una forma de clasificar más clara y sencilla, en la que se incluyen numerosos estilos que van desde el Bizantino en occidente, al Asturiano.
 
SpanishArts.com adopta este modelo en el desarrollo del Arte Prerrománico en las páginas dedicadas a este arte.
 
Esquema básico de las invasiones visigodas
Esquema básico de las invasiones visigodas
Un poco de historia: los visigodos en la Península.
 
La decadencia del imperio romano de occidente era ya evidente cuando sus gobernantes permitieron a algunas tribus Godas atravesar el Danubio, para defender las fronteras a cambio de territorios. Estos "godos", que a su vez, estaban presionados por otros "bárbaros", los "Hunos", lucharon bajo órdenes romanas hasta que se les consideró, en tiempos de Teodosio (379-395), parte federada del imperio. Los asentamientos visigodos estaban libres de impuestos a cambio de su colaboración militar.
 
Pero la paz duró poco, las continuas incursiones de otros pueblos germánicos por el norte, provocaron una descoordinación y un progresivo debilitamiento del Imperio. En el año 395, al morir el emperador Teodosio se dividió en dos, el imperio de oriente o Bizantino gobernado por su hijo Acadio y el de occidente, con su otro hijo, Honorio de emperador.
 
Posteriormente, en el 410, los visigodos, liderados por Alarico, se apoderaron de Roma. La estrategia política, llevó a estos nuevos gobernantes a mantener al emperador romano, intentando conservar una supuesta "unidad" realmente desaparecida.
 
Su expansión continuó por la Galia, donde fundaron el Reino Visigodo de Tolosa, todavía asociado al Imperio romano.
 
Desde este reino penetran poco a poco en la Hispania Romana para combatir otras tribus ya extendidas en la Península, los suevos o los bagaudas. Pero no es hasta el año 507, tras la derrota de los visigodos de Tolosa en la batalla de Tolouse contra los francos de Clodoveo, cuando se produjo una invasión masiva en Hispania.
 
Una vez dominada gran parte del territorio peninsular, el Rey Atanagildo (555-567) estableció la capital en Toledo, estratégicamente situada en el su centro geográfico. Posteriormrnte, el rey Leovigildo (568-567) y su hijo, Recaredo (568-601) desarrollaron y fortalecieron un reino con características administrativas y culturales propias.
 
En un principio el gran problema de las dos culturas, romana y visigoda era religioso. Los visigodos introdujeron en el estado el arrianismo, doctrina que chocaba con el cristianismo -ya oficial en el imperio romano- por motivos de dogma. Este problema se trasladó a la Península hasta el año 589, cuando, en el concilio de Toledo, el rey Recaredo se convirtió al cristianismo. Con ello consiguió el apoyo oficial de la Iglesia y, de paso, integró las sociedades hispanorromana y visigoda, creando una verdadera unidad política.
 
Intentó consolidar su reino, combatió a los suevos y a los vascones, pero cedió mucho poder a una naciente aristocracia. Esta nueva capa social, se enfrentó entre sí, provocando una inestabilidad y fragilidad que facilitó la entrada de los musulmanes en la Península.
 
Un poco de historia: los árabes en la Península.
 
Mezquita de Córdoba
Mezquita de Córdoba
(La historia de la conquista y el arte musulmán estará referida en la página de Arquitectura Islámica, próximamente en SpanishArts.com)
 
La entrada de los musulmanes en la Península fue rápida. En un principio entraron los "ejércitos de mercenarios" del norte de África, contratados por aristócratas visigodos para sus luchas internas. La situación social de esta nueva "Hispania" provocó que estas incursiones se planificasen con el objetivo último de obtener nuevos territorios. De esta manera, comenzaron a conquistar y colonizar poblaciones que estaban descompuestas y sin un gobierno fuerte que las protegiese y ordenase. Pronto, los musulmanes, las transformarían en grandes ciudades coordinadas y bien urbanizadas. La superioridad cultural, social y artística de esta nueva civilización facilitó su aceptación entre gran parte de la población, una situación similar a la ocurrida siglos antes con la romanización.
 
Los reinos visigodos y las aristocracias de la Península se fueron concentrando en zonas cada vez más reducidas, siendo por último recluidos en la cornisa cantábrica.
 
La arquitectura prerrománica hispánica
 
Incluiremos a todas las manifestaciones arquitectónicas que se desarrollaron durante el período comprendido entre la caída del Imperio Romano de occidente y la aparición del Románico como estilo predominante en la península.
 
Podemos hablar de una primera fase de asentamiento, en la que incluimos diversas expresiones arquitectónicas coetáneas: paleocristianas, bizantinas, norteafricanas y el llamado visigodo de transición o arriano. Por lo general, en todas ellas, las expresiones arquitectónicas se limitaron a adaptar las construcciones romanas a las nuevas costumbres sociales y religiosas. Tenemos pocas referencias reales de esta época, ya que las ciudades visigodas siguieron siendo las mismas que las romanas: Toledo, Mérida, Tarragona, Córdoba... y en todas ellas, tras la conquista musulmana y las posteriores reconquistas, se destruyeron casi totalmente las manifestaciones arquitectónicas.
 
La segunda fase, el arte visigodo pleno, con el estado ya cristianizado, que duró hasta la conquista de los musulmanes.
 
Posteriormente, tras la invasión, la influencia de los hispanogodos se concentró en el norte de la Península. Se desarrollaron diversas formas artísticas, unas el reino cristiano y otras fuera. No podemos establecer unas líneas comunes a estas maneras de construir, cada una de ellas tiene las suyas y evolucionan de manera individual. Esta característica de diversidad es común a toda la antigua Europa hasta la llegada del románico, que unificará los distintos estilos y formas e construcción.
 
Para desarrollar convenientemente las expresiones arquitectónicas, llamadas prerrománicas, creamos los siguientes apartados:
 
ARQUITECTURA HISPANO-VISIGODA
  • ARQUITECTURA PALEOCRISTIANA, NORTEAFRICANA, BIZANTINA Y VISIGODA DE TRANSICIÓN.
    De todos estos etilos e influencias prácticamente no nos queda nada en pie, solo algunas ruinas y cimentaciones. Fue una arquitectura realizada por los nuevos habitantes bárbaros y por los residentes "romano bizantinos". Todos ellos utilizaron material y técnicas romanas.
  • ARQUITECTURA HISPANO-VISIGODA
  • ARQUITECTURA HISPANO-VISIGODA.
    Nos quedan algunos ejemplos aislados de edificios religiosos. También utilizaron técnicas romanas, pero con estéticas innovadoras. Constituyen un grupo excepcional y bastante uniforme de pequeñas iglesias, en general de diseño y confección muy apreciable.
  • ARQUITECTURA ASTURIANA
  • ARQUITECTURA ASTURIANA.
    Particularísima expresión arquitectónica, realizada por la sociedad que resistió a la invasión musulmana en la cornisa cantábrica. Mantiene ciertas características de la arquitectura visigoda mezcladas con singulares aportaciones propias.
  • ARQUITECTURA MOZÁRABE Y DE RECONQUISTA
  • ARQUITECTURA MOZÁRABE Y DE RECONQUISTA.
    En principio se denominan así a las artes realizadas por los cristianos que mantuvieron sus creencias y ritos dentro del territorio musulmán. Como es lógico, las influencias estéticas de estos, son evidentes. Hemos incluido dentro de este apartado artístico, a la denominada arquitectura de reconquista, creada después de que las poblaciones pasasen al dominio cristiano. Estas construcciones, ya en territorio cristiano desde su origen, mantuvieron la estética de muchos años de dominación musulmana.
  • PRERROÁNICO FUERA DE ESPAÑA
  • FUERA DE ESPAÑA.
    En la Europa occidental de influencia cristiana, se desarrollaron diferentes estilos arquitectónicos. La más importante es el arte Bizantino, creado en el Imperio de Oriente. Su influencia es capital en el posterior desarrollo del Arte Universal.

  •