Acueducto de las Ferreras (Tarraco), en Tarragona.
 
Acueducto de las Ferreras
Acueducto de las Ferreras

 
El acudeucto de las Ferreras se construyó para abastecer de agua a la ciudad de Tarraco. Desde el río Gayá, a 92 m. sobre el nivel del mar, se deplegó una sucesión de canales, construidos en trinchera o subterraneos según el terreno, que descendía por el valle del río Francolí, 25 Km. hasta la ciudad. Una vez allí se dividía en dos ramales, uno para cada zona vieja y otro para la nueva.
 
Como es lógico las expresiones más interesantes de esta construcción se realizaron cuando la conducción debía cruzar depresiones, en concreto al paso del barranco de la Ferreras. Se realizó un conjunto de arquerías para el soporte de las conducción de agua que medía unos 215 m. de largo por 26 m. de máxima altura. Su fábrica es de "opus quadrata", sillares rectangulares ligeramente almohadillados colocados en seco, sin argamasa.
 
Es una obra de características técnicas muy notables. Se componía de dos órdenes de arquerías, la superior con 25 arcos y la inferior con 11. La distancia entre los ejes de los pilares es de 8 m. dando una luz de arcos de entre 5,90 y 6,40 m. Ambas arquerías están culminadas por unas cornisas de la misma anchura que las hiladas de sillares.
 
En la arquería inferior, los pilares de apoyo de los arcos, tienen unas hileras de sillares escalonadas que hacen de estos, pirámides trucadas, coronadas por cornisas perimetrales -de sección rectangular-, del ancho de un sillar. Los arcos se forman mediante 19 o 21 dovelas produce unas bóvedas de 1,85 m., siendo, para dar más fortaleza estructural, las dovelas de arranque comunes para los dos arcos consecutivos. En ocasiones las segundas dovelas se juntan, siendo así, que el tímpano es escaso, de cuatro o cinco filas de sillares.
 
La construcción de los arcos superiores, alineados con los inferiores, es similar a los del primer orden, diferenciandose en que los pilares son prismas rectangulares, no troncos de pirámide.
Sobre esta última arquería se situa la conducción , el specus, entre dos paredes de mampostería enlucida, del que nos quedan sectores con su pavimento original de opus signinum.
 
Planta y alzado de la sección elevada del Acueducto de Las Ferreras
Planta y alzado de la sección elevada del Acueducto de Las Ferreras

 
Su construcción data de la época del emperador Augusto, quien convirtió a la ciudad en capital de la provincia Tarraconensis. También se le conoce como el Acueducto del Diablo. Posiblemente se trate del primer puente-acueducto con arcadas superpuestas.