Anfiteatro de Segobriga, en Saelices, Cuenca.
 
Planta del Anfiteatro de Segobriga
Planta del Anfiteatro de Segobriga.

Con capacidad para casi 6.000 personas, el anfiteatro de Segobriga es el que mejor se conserva dentro de la Hispania interior. Es sin duda el edificio más grande de la ciudad, pero en comparación con otros construidos en la península, se puede considerar pequeño.
 
Contemporaneo al teatro, fue construido enfrente, flanqueando la entrada principal de la ciudad. El sistema constructivo influyó directamente en su ubicación, ya que se localizó un terreno con una orografía adecuada para que gran parte del graderío sur se apoyase directamente sobre el terreno. El norte se sustenta mediente una fuerte estructura de 18 m. de altura.
 
De planta elíptica, mide 75 m. en su eje mayor y 66 m. el menor, siendo la longitud máxima de la arena de 40,5 m.
 
La arena se separaba del graderio por un podium. Interiormente disponía de carceres para las fieras, habitaciones de gladiadores y de culto con un pasillo longitudinal que las unía entre si.
 
La cavea se dividía en tres zonas horizontales -ima, media y summa cavea-, separadas por muretes para albergar a los espectadores según su clase social. Verticalmente se dividía en 12 cunei delimitados por escaleras que terminaban en los vomitorium, puertas de salida o entrada.
 
Se utilizó para su función original, los espectáculos, hasta el S. III, siendo en el S.IV cuando se utilizó como almacén agrícola. En el S. XVII se aprovechó como cantera para la construcción del monasterio de Uclés, siendo parcialmente destruido.
Anfiteatro de Segobriga
Restos de la Porta Triunphalis.
Anfiteatro de Segobriga
Vista aerea del anfiteatro.