Domus del Anfiteatro, en Mérida, Badajoz.
 
Planta de los restos de la Casa del Anfiteatro
Planta de los restos de la Casa del Anfiteatro

Su datación en el S. I es confusa, ya que, como en el resto de las otras domus, las contínuas modificaciones que sufrió a lo largo de su vida de más de tres siglos, la dificultan enormemente. La localización, cerca del Anfiteatro, le ha dado su actual denominación. En sus alrededores se localizan parte del acueducto de San Lázaro y un mausoleo.
 
La estructura de esta vivienda nos habla de una vivienda de gran tamaño e importancia dentro de la ciudad. Tan grande es, que se especula sobre su unidad, aceptando que sean dos viviendas comunicadas por un pasillo.
 
Está articulada sobre un peristilium trapezoidal, con un total de 18 columnas. En su centro se encontraba un pozo. Los pasillos estaban pavimentados con mosaicos como las habitaciones más importantes.
 
A un lado de la entrada se encuentra la cocina. Al otro, el sudoeste, están las habitaciones llamadas de las pinturas, por tener en las paredes representaciones geométricas.
 
Peristiliun de la casa del anfiteatro
Peristiliun de la casa del anfiteatro
El triclinium principal posee mosaicos con representaciones de la vendimia - mosaico del Otoño- y de Venus y Cupido.
 
En otra sala, el triclinium de recepción, con tres accesos, los mosaicos representan escenas marinas con distintos peces: merluzas, morenas, meros...
 
Dispone de unas termas en un edifidio adjunto, que no se sabe con seguridad si pertenecian a esta vivienda.
 
Después de su abandono se ubicó en este lugar una necrópolis.