Muralla romana de Lucu Augusti, Lugo.
 
Planta de la Muralla de Lugo
Planta actual de la Muralla de Lugo con sus puertas

La ciudad romana estaba rodeada por una muralla de plata rectangular con los angulos redondeados. Su construcción, tanto el diseño como la realización se ajusta a las directrices romanas de las fortificaciones y abarca una superficie de 35 hectáreas.
 
La longitud total de su perímetro es de más de 2.100 m. y su espesor varía en según que zonas de los 4 a los 7 m., lo que permitía una buena comunicación entre los 85 torreones de vijilancia que disponía. La distancia entre estos varía entre los 9 y 16 m. La altura del conjunto oscila entre los 8 y 12 m.
 
Las torres eran de planta semicircular, excepto en 11 que son rectangulares. Todas estaban coronadas por otras rorres que abrían puertas al corredor de la murralla y alguna ventana de medio punto al exterior -torre de A Mosqueira-, por las que se tenía un posición de ventaja ante el enemigo.
Planta de torre con escaletas en T
Planta de torre con escalera interior en "T"

 
La fábrica es de sillares de granito colocados a hueso en las puertas y sus inmediaciones, siendo los lienzos de la muralla y las torres, en genaral, de lajas de pizarra. El interior de estos paramentos está compuesto por mortero de piedras y tierra.
 
Ha sufrido muchas destrucciones por motivos bélicos, modificaciones y recontrucciones con diversa fortuna. En concreto todas la puertas han sido muy cambiadas, únicamente podemos nombrar la puerta Miña que mantiene la fábrica romana consistente en sillares en la base y lajas de pizarra en las cimas. En su diseño original romano se diseñaron cuatro puertas principales y una de abastecimiento -la actual puerta falsa-, siendo posteriormente construidas otras cinco, cuatro durante el S. XIX y una a principios del S.XX.
Para acceder a la parte superior de la muralla, el paseo de ronda, se realizaron escaleras dobles en forma de T, situadas dentro de las torres de defensa. Actualmente se pueden ver cuatro escaleras, de factura medieval.
 
En el exterior se contruyó un foso de 4 m. de profundidad, 20 m. de anchura y situado a unos 5 m. de la muralla y paralelo a esta.
 
Puerta Miña
Puerta Miña
Torre de A Mosqueira
Torre de A Mosqueira
Puerta falsa
Puerta falsa
Dentro del recinto amurallado se diseño un intervallum, esto es una especie de calle de comunicación rápida, en especial para los carros o tropas.
 
El estado actual de esta muralla es excepcional, sin duda el mejor conservado de la Península Ibérica, ya que es fiel reflejo de su diseño original. Nos quedan 46 torres completas y 39 con alguna pérdida, más o menos importante, de su conformación original.