Ciudad de Segobriga, Saelices (Cuenca).
 
Planta de Segobriga
Hipotética planta de Segobriga con los restos más importantes.

 
La ciudad de Segobriga fué el centro cultural, administrativo y minero de una amplia zona del centro peninsular. Su origen, como era habitual, fue un castro celtibérico de nombre Sego-briga, llamado por Plineo "caput celtiberiae". Fué conquistada por lo romanos hacia el año 200 a.C.
 
Situada en el actual Cerro de Cabeza de Griego en Saelices (Cuenca), tenía una población cosmopolita y llegó a albergar en sus murallas numerosos edificios públicos y religiosos, no así viviendas particulares, que por lo general se situaron extramuros en poblaciones circundantes. Actualmente solo podemos asegurar una vivienda en la parte más elevada de la ciudad, probablemente perteneciente a un senador.
 
En época de Augusto se convirtió en municipio y dejó de ser dependiente tributariamente de Roma. Ya en el Siglo I a.C. se empieza la construcción de edificios y de la muralla. Este impulso fué provocado fundamentelmente por un motivo económico, la explotación las minas, fundamentalmente de lapis specularis, yeso cristalizado que se utilizaba como cristal. Por ello se provoca la afluencia de numerosos trabajadores, esclavos y libres, que encuentran en Segobriga un sitio para progresar. Es más, la relación de la población indígena en esta ciudad es más importante que en otras ciudades hispanas, llegando a emprender negocios e incluso a tener dioses propios. Las "aportaciones empresariales" indigenas se concretaban en la minería -y otros oficios asociados: esparto, metalurgia...-, la agricultura, o el trabajo de la piedra. Esta situación no evitaba un sociedad fuertemente jerarquizada con unas diferencias sociales muy acentuadas.
 
Como toda ciudad romana tenía infraestructuras básicas: agua corriente y alcantarillado. Para el abastecimiento de agua se construyeron diversos depósitos, fundamentelmente aljibes, que se comunicaban con la ciudad mediente acueductos. Dentro de la ciudad, para la distibución del agua a las termas y fuentes se realizaron varias canalizaciones.
Vista aerea de Segobriga.
Vista aerea de Segobriga.
La importancia de la ciudad se concreto en la construcción de los edificios característicos de toda gran ciudad romana: el teatro, anfiteatro, termas, basílicas...
  • La muralla: delimitaba la ciudad en una forma poligonal y estaba jalonada de pequeñas torres de vijilancia. Se han excavado dos entradas: la puerta norte, que daba paso al kardo maximus o calle principal y la puerta oriental, que tenía una torre octogonal adherida. Esta torre, la cavea summa del circo y al murralla estaban unidas formando una misma construción, de hecho, bajo este conjunto se desplegaba un corredor abovedado que unía las dos puertas. Su fábrica es de grandes piedras calizas, en casos ciclópeas. Se conserva en un estado aceptable el lado septentrional.
     
  • Termas monumentales: comenzadas a finales del S.I fueron construidas por mandato imperial.FICHA BÁSICA.
     
  • Teatro. FICHA BÁSICA.
     
  • Termas del teatro: construidas cerca del teatro y con acceso directo desde él por una puerta en la muralla. Constaban de las dependencias típicas de estas construciones: gimnasio con piscina, vestuarios -apodyterium- con taquillas, sauna seca -laconicum- con baño frio, sauna caliente caldarium y letrinas -letrinae-.
     
  • Anfiteatro. FICHA BÁSICA.
     
  • Foro: Situado cerca de la entrada principal que daba paso al kardo maximus, eje de la ciudad, se conservan algunos edificios y una plaza rectangular enlosada -de 38 m. por 32 m.- con su escalera de acceso y un monumento central del que solo nos queda parte del pedestal. En su lado norte se ubicaban una basílica y otro edificio de culto, seguramente privado. Enfrente de ellos está el templo de culto imperial.

 
Planta del templo
Planta del templo
 

Planta del foro
Presione para ampliarla.

Planta del foro

  • Basílica: Solo podemos obsevar el criptopórtico -zona subterránea-, que consta de dos estancias separadas por una columnata. Situada en la parte posterior de las termas del teatro y en un lateral del foro, posiblemente su función se relacionase ceremonias de culto imperial celebradas en él.
     
  • Templo de culto imperial: Compuesto por una exaedra absidiada en su cabecera y pavimentada con mosaico, a la que se accedía mediante unas escaleras y un nave central separada de otras dos laterales por dos hileras de 10 colummnas con grandes capiteles corintios. Su planta medía 36 m. por 20 m.

 
La importacia de esta población no decayó en época visigoda, prueba de ello son los restos de una importante basílica y distintas necrópolis. Más tarde, con la invasión musulmana se deshabitó y posteriormente se expolió para la construcción de otros edificios como el monasterio de Uclés.