Ciudad de Astúrica Augusta, Astorga (León).
 
Plano de Astúrica Augusta
Plano de un hipotético trazado de calles de Astúrica Augusta
situado sobre otro de la actual Astorga
donde aparecen los restos más importantes.

 
La legiones romanas diseñaban sus campamentos como verderas ciudades, tanto es así que algunos han sido el origen de estas. Durante las guerras cántabras -28 a.C al 19 a.C- se establecieron es estas tierras leonesas varios campamentos, de uno de ellos nació la ciudad de Astúrica Augusta, la actual Astorga. Fué más tarde cuando estos campamentos adquirieron más importancia, en el 22 a.C. las revueltas Astures y la próximidad de las minas de oro de Las Médulas hiceron que las legiones VI Victrix y X Gémina habitasen en este campamento.
 
Situado estratégicamente entre los ríos Tuerto y Jerga no nos ha quedado mucho de él, ya que al construir la ciudad -año 35- sobre ellos se perdieron casi todos, únicamente nos quedan los fosos exteriores de defensa -fossae fastigata- y algún tramo de la muralla.
 
En el año 35 se construyen las primeras edificaciones, con ayuda del ejercito. Cuando definitivamente se decide hacer una ciudad, se rediseña una nueva planta, ya que las de las minas hacen que Astúrica Augusta tenga una importancia relevante y vivan en ella grandes personajes de la vida social, jurídica y económica de la Hispania romana.
 
Nos quedan restos de los edificios construidos en esta floreciente ciudad:
 
  • Las termas. Hay dos conjuntos termales en Astorga, las Termas Mayores y las Menores.
    • Termas Menores. Posiblemente construidas para la alta sociedad. Se diseñaron linelamente, y sufrieron modificaciones posteriores. El caldarium se duplica y varíaa su orden de acceso, se coloca después del sudatorium. Podemos ver parte de los sotanos, un horno -el nuevo- y las excavaciones de otro -el antiguo-, las salas de baño, las estancias templadas y el caldarium duplicado.
    • Termas Mayores. Son de caracter público, por lo tanto se ubicaron en el centro de la ciudad.
  • El Foro. Los restos no nos permiten muchas conclusiones claras sobre la disposición de los edificios que lo componían. Sabemos que era de grandes dimensiones y que estaba limitado por un pórtico monumental -la Ergástula- con un muro exterior de hormigón romano. En el eje central se situaba, en un alto, el templo de Aedes Augusti.
     
  • Templo de Aedes Augusti. Edificio de grandes dimensiones, situado en un cerro dentro del Foro, del que nos quedan pocos restos. Se adivina la planta de un templo con pórtico en antis con una cella rematada con un abside. Sus grandes muros indican una posible cubierta abovedada. El pavimento es de marmol con formas geométricas y la fábrica de los muros de hormigón -opus caementitium-. Era un templo dedicado al culto Imperial.
     
    Domus del Mosaico
    Mosaico y muro de la Domus del Mosaico
    Muro y pavimento del Templo
    Muro y pavimento del Templo
    Escaleras de acceso a una piscina
    Escaleras de acceso a una piscina

     
  • La casas -domus. Las viviendas que podemos decubrir tras las excavaciones son de un grupo social acomodado, con lo que no se pude extender a todos las habitantes de la ciudad. Solían tener un vestíbulo con fuente, un patio central con piscina -impluvium- sobre el que se articulaban las habitaciones -cubiculos-, los comedores -triclinios-, y zonas de servicio y acceso. Algunas, las más importantes, se completaban en su parte posterior, con otro patio con columnas -peristilo- adornado con fuentes y jardines.
     
    Es de resaltar la domus del Mosaico del oso y los pájaros, vivienda de una famila acomodada con una sola planta. Poseía unos baños propios, lo que nos da idea de la buena situación social de su dueño. Las excavaciones nos ha dejado ver solo una parte de la casa, ya que se encuentran debajo de un convento. Se pueden observar varias modificaciones de su planteamiento general, debido posiblemente a la mejora económica de la familia. Su planta consta de varios patios con habitaciones rodeandolos. Tiene decoración en las paredes de motivos vegetales. Tiene importantes mosiacos en el salón de invitados -oecus-, que le han dado el nombre a la casa. En ellos se ven escenas de Orfeo y del otoño. Las otras estancias se pavimentan con signinum o spicatum.
     
  • Las Murallas. Parte de la urbe se amuralló al final de S.III. aunque ha sufrido numerosas modificaciones después de las destrucciones parciales producidas por los godos y los árabes. Nos quedan restos de una muralla de sección trapezoidal asentada con torres o soportes circulares cada 15 metros. Además se conserva una de la puertas, recientemente catalogada como fábrica romana, ya que casi toda está modificada por el Conde Gatón en el S.IX.
     
  • El Alcantarillado. Varias fueron las cloacas construidas por los romanos, fundamentalmente debido al crecimiento de la ciudad. El agua residual era conducida hasta los ríos cercanos -Jerga y Tuerto-. Las primeras eran adinteladas y las posteriores abovedadas. Estas tenían una altura de 1,60 m. y 0,90 m. de ancho. Se diseño una mágnifica red compuesta únicamente de cuatro subrredes que daba servico a toda la ciudad.