Yacimiento de Torre de Doña Blanca, en Puerto de Santa María, Cádiz.
 
Planta de las Murallas S.V a.C.
Planta de las Murallas S.V a.C.

 
Cerca de la desembocadura del río Guadalorce, en la sierra de San Cristobal y el lo alto de una pequeña meseta, se encuentra esta ciudad fenicia fundada en el S. VIII a.C. En esta misma ubicación se sucedieron numerosos asentamientos, con lo que las excavaciones son continuas y a distintos niveles.
 
Es un importante yacimiento, ya que se manatine en buenas condiciones una ciudad fenicia que evoluciono durante 6 siglos, por lo que hay restos de distintas etapas constructivas. Esto es muy evidente en las tres murallas sucesivas que construyeron:
 
La primera muralla se construye al poco tiempo de establecerse la colonia fenicia, en el siglo VIII a.C. Sus muros son de manpostería y piedras pequeñas, rellenas con un mortero. Intermitentemente aparecen "pilares de sillería" para asegurar la construcción. Esta apoyada sobre un "cimiento" de arcilla se levantó una zapata corrida de mampostería de 1 m. de altura, que sustenbaba la muralla de piedras trabadas con arcilla. Se conserva un pequeño tramo de unos 6 m. con un bastión circular, con muros de 1,30 m. de espesor, con compartimentos internos rellenos de tierra y escombro. Tambien se conservan restos de un foso de unos 3 m. de profundidad.
 
En el S.V a.C. se realizó la segunda muralla. Sobre planta nueva, está construida con dos muros paralelos que se unen con muretes transversales, formando así unos compartimentos internos -casamatas-. Hay evidencias de la existencia de una torre de vijilancia y otras dos, internas en la puerta de la ciudad, todas ellas con sillares de gran tamaño. Su fábrica es de mayor calidad, los piedras son más grandes y están trabajadas, su aparejo está dispuesto a base de hiladas de piedra alternadas con losa. Va directamente asentada sobre el suelo, sin cimentación.

Vista general del yacimiento

 
Por último, nos quedan los restos de una tercera muralla construida entr los S. V y S.III a.C. Esta vez se utilizó en alguna pequeña parte el mismo trazado de la anterior. El sistema de construcción es similar, con dos muros de 1,10 m. y 0,90 m. de expesor -exterior e interior-, y casernas. Su fábrica es de sillarejos bien dispuestos trabados con arcilla roja. Cada cierta longitud se inatalan torres de planta rectangulas -9 x 10 m.-. Esta muralla si está ya, bien cimentada.
 
El el poblado en si, podemos ver las primeras viviendas del S. VIII a.C., en la zona del puerto. Estan construidas en la ladera en dispuestas en terrazas artificiales. Tienen 3 o 4 estancias rectangulares. Los zócalos son de piedra y manposteria y las paredes de adobe. Estan encalados sobre una enfoscado de arcilla. Las cubietas de madera y paja y los suelos de arcilla roja.
Desde la conquista romana quedo abandonada la ciudad hasta la Edad Media. En la S.XV se construye la Torre que sirvió de prisión a Doña Blanca de Borbón, de aquí el nombre del yacimiento.
 
Excavaciones por capas
Excavaciones por capas
Restos de muralla
Restos de muralla
Vivendas y muralla
Vivendas y muralla
Vivendas
Vivendas