• Ermita de Santa María de Quintanilla de las Viñas en Quintanilla de las Viñas, Burgos.
     
    Planta de la ermita de Quintanilla de las Viñas
    Planta, original y actual, de la ermita de Santa María de Quintanilla de las Viñas.
    (Presione para ampliar)

     
    Situada en los montes de Lara, Burgos, esta pequeña ermita está considerada como un ejemplo excepcional de arquitectura hispano-visigoda.
     
    Su datación es problamática, posiblemente se constuyó a mediados del S.VII. La duda aparece cuando en una inscripción del interior de la iglesia atribuye su construcción al mecenazgo de Dª Flamula, esposa de Gundinsalvo Telliz, Conde de Lara. Documentos relacionados con este Conde, Cartulario de San Pedro de Arlanza, determinan esta donación en el año 879, con lo que se especula con que esta fecha indicase una remodelación o restauración o bien, su fundación.
     
    Actualmente solo queda en pie el ábside y la parte del transepto. En las excavaciones realizadas en 1952, se descubrieron gran parte de los cimientos y trazas de los otros ya desaparecidos, con lo que se puede completar con bastante precisión la planta original. La iglesia se mantuvo en pie hasta el siglo XIV, momento en que se desplomó gran parte de la nave central.
     
    Así pues, se puede determinar que fue una iglesia de planta de cruz latina inscrita en un rectángulo con habitaciones laterales o bien basilical compartimenteda. Esto es, compuesta de tres naves, la central más ancha que las laterales, y estas compartimentadas en tres salas cada una. Si estas salas fuesen habitaciones cerradas, la denominación más propia sería planta de cruz latina, pero si estás se abriesen a la nave central, separadas por pilares o columnas con arcos tendríamos una planta basilical.
     
    Vista interior, el arco toral
    Vista interior, el arco toral de herradura.
     
    Vista general desde el sudeste
    Orlas decorativas.
    (Presione para ampliar)
    Un vista interior del monumento nos da idea de lo que es, y fue:
     
      1.- En su cabecera, la única parte en pie, aparece un ábside rectángular, casi cuadrado abierto al transepto por un arco toral de herradura excepcionalmente decorado. Se conservan los arranques de la bóveda vaída de aristas que lo cubría.
     
      2.- Las medidas actuales del tansepto son 10,50 m. de largo por 3,20 m. de ancho. Su cubierta, muy probablemente fuese de madera, por lo menos en los brazos, ya que no se aprecian arranque de ningún tipo de bóveda. En el espacio central, cuadrado por un rebaje en los muros, se especula con la posiblilidad de que hubiese un cimborrio con una bóveda vaída de aristas.
     
    Los brazos del tansepto estaban flanqueado con dos salas cuadradas hoy desaparecidas. Posiblemente fuesen celdas "ergastulae", habitaciones de semiclausura para monjes, o sacristías.
     
      3.- La desaparecida nave central, era más ancha que las laterales y con cubierta de madera. A ella abrían tres salas por lado, mediante arcos de herradura sobre pilares adosados a los muros de separación. Esta compartimentación de las naves laterales hace sospechar que estuviesen cubiertas por bóvedas de aristas.
     
      4.- A los pies, existía un pórtico de acceso, a cuyos lados se situaban otras dos salas independientes, de igual anchura que las naves laterales. Estas habitaciones pudiron ser al acceso, mediante escaleras, a un piso superior a modo de palco.
     
    En el exterior podemos apreciar:
     
      1.- Su fábrica es de sillares perfectamente labrados, de caliza y algunos de arenisca, asentados a hueso y colocados a soga y tizón, con especial habilidad en las esquinas del transepto. En los muros laterales de este, se aprecia la distinta fábrica de los tapiajes realizados para cerrar los vanos de acceso a dos salas hoy desaparecidas.
     
      2.- Tiene hileras de frisos decorativos, esculpidas sobre piedra caliza de Hontoria, de fácil labra. Más adelante en la seccón dedicada a la decoración comentaremos estos frisos.
     
      3.- En los muros, se abren cuatro pequeñas ventanas alargadas, estrechas, abocinadas, con la parte superior en medio punto. En altura ocupan tres sillares, el inferior y superior coresponden a dos de los frisos perimetrales. Dos se situan en el ábside (una en el lateral sur y otra en el testero) y dos el los muros este del transepto.
  • Alzado noreste de Quintanilla de las Viñas
    Alzado noreste. (Presione para ampliar)
    Alzado suroeste de Quintanilla de las Viñas.
    Alzado suroeste. (Presione para ampliar)
    Alzado noreste de Quintanilla de las Viñas
    Alzado sureste. (Presione para ampliar)
    Alzado noroeste de Quintanilla de las Viñas
    Alzado noroeste.(Presione para ampliar)

     
    Sillares salientesventana
    Sillería
    Sillares salientes, silleria y ventana.
      4.- La fachada noroeste es totalmente de factura posterior, posiblemente con sillares reutilizados de la original. En ella se aprecia el inicio de un muro de la nave central, a modo contrafuerte. Tiene una antigua puerta con arco de medio punto hoy cegada, y una ventana cuadrada superior adintelada con madera.
     
      5.- La cubierta exterior actual, es de cuatro aguas con teja roja cocida.
     
      6.- Los cimientos, de la parte perdida, son totalmente visibles, con lo que el visitante se puede hacer una idea de las dimensiones y compartimentaciones originales de la iglesia.
     
    La decoración de Santa María de Quintanilla de las Viñas es excepcional. Toda la escultura decorativa está realizada con la técnica visigoda de talle a bisel, lineal, tosca y sin moldeado. La influencia bizantina en el diseño esquemático de las formas es evidente, siendo asumido y tan profusamente realizado por los escultores visigodos que se ha considerado típicamente visigodo.
     
    Quintanilla de las Viñas
    Vista sudeste.
    (Presione para ampliar)
    Quintanilla de las Viñas
    Vista sur de la ermita.
    (Presione para ampliar)
    Quintanilla de las Viñas
    Vista soroeste
    (Presione para ampliar)

     
      1.- En el exterior destaca la decoración mediante orlas esculpidas a distintas alturas que recorrian el perímetro exterior de la Iglesia:
    friso superior
    friso medio
    friso inferior
    Secciones del friso superior, medio e inferior

     
       1-1.-En el testero, el mejor de los muros que nos quedan, se observan claramente tres frisos con distintos motivos. Todos ellos van incluidos en circulos enlazados, esquema que probablemente tenga su origen en los tejidos bizantinos "pallia rotata". En la superior aparecen perfiles de distintos animales: aves, grifos, toros, gatos, posiblemente de inspiración oriental bizantina. En la intermedia, la más interesante, aparecen estrellas de seis puntas e inscripciones -monogramas- de significado indescifrado. Por último en la inferior aparecen hojas de vides, y racimos de uvas de evidente caracter simbólico cristiano.
     
    Como elemento original del muro posterior, debemos comentar la aparicón sobre la orla superior, de tres sillares salientes, de situacion simétrica y centrada. Su función es desconocida, posiblemente fuesen elementos decorativos o modillones a falta de esculpir.
     
       1-2.-En los muros laterales del ábside como los del crucero, hay también dos orlas decorativas en relieve, que corresponden a la continuación de los dos frisos inferiores del muro del testero. El inferior continúa con los mismos motivos y representaciones, siendo el superior (que corresponde al intermedio del testero) donde aparecen novedades, ya que las representaciones son solo de diferentes aves: pavo reales, perdices, patos...
     
    Sillar del sol
    Sillar de la luna
    Sillar la bendición de Jesucristo
    Sillar de Jesucristo inberbe
    Sillares de los evangelistas
    2.- En el interior la decorción es todavía más interesante:
     
    Decoración de el arco toral de herradura
    Decoración de el arco.
       2-1.- Es de destacar la decoración y el diseño estructural del arco toral de herradura por el que se accede al ábside. Su diseño básico es claramente visigótico: alargamiento de casi 1/3 del radio y el extradós vertical no paralelo al intradós. Las jambas este arco se retranquearon para dejar sitio a los dos fustes de columna, posiblemente romanos, que sujetan la estructura. Estas se apoyan sobre dos sillares a modo de basas, y soportan otros dos sillares-impostas a modo de capiteles, más adelante comentados. Las dovelas del arco están profusamente decoradas, róleos formados por un tallo continuo, en cuyo interior aparecen racimos, aves, hojas, palmetas, palomas, y pavos reales. Al igual que en la iglesia de San Pedro de la Nave, estos motivos son claramente simbólicos: la paloma y la resurección, las uvas y la eucaristía.
     
       2-2.- Este arco se apoya sobre dos capiteles, que más bien son dos sillares rectangulares labrados que ejercen como impostas decoradas. La representación de las dos son similares, una pareja de ángeles que sujetan discos, dentro de los cuales aparece el sol y la luna respectívamente. Es evidente la influencia griega, Helios y Selene.
    • El "capitel del sol", situado al lado sur, aparecen los dos ángeles enfrentados, volando y sujetando una orla. En ella parece un busto masculino radiante en representación del sol y su nombre esculpido "SOL". Sobre el sillar aparece una inscripción:
      “OC EXIGVVM EXIGVA OFF(ert) D(e)O FLAMMOLA VOTUM”
      (La humilde dama Flamola ofrece este pequeño presente como un voto a Dios) de donde se identifica la donación del templo por la ya comentada Dª Flamula, esposa de Gundinsalvo Telliz, Conde de Lara. Realmente no se sabe con certeza si la fecha el año 879, relacionada documentalmente, corresponde al año de su fundación o al de una restauración.
    • El "capitel de la luna", situado al lado norte, aparecen igualmente, los dos ángeles enfrentados, volando y sujetando una orla. En ella parece una figura femenina bajo una luna creciente y su nombre esculpido "LUNA". Este sillar está roto, habiendose perdido gran parte de la representación.

       2-3.- Otros cinco sillares similares se reparten en el interior de la iglesia, todos ellos cambiados de su ubicación original:
    • Sobre el arco se encuentra un sillar en el que aparecen los dos ángeles presentando una figura coronada, con barba, en actitud de bendición, es evidente la representación de Jesucristo.
    • En el suelo de la capilla aparecen otros cuatro sillares, actualmente exentos, pero que posiblemente se ubicaron en los muros de la neve central. En los dos más grandes, aparecen otra vez las parejas de ángeles pero esta vez, sujetan dos bustos, uno femenino y otro masculino:
      • El busto masculino sujeta una cruz, al igual que el ángel situado a su derecha. Parece la representación de Cristo imberbe, resalatdo por la doble aureola sobre su cabeza.
      • El otro sillar representa una mujer con la mano cruzada sobre el pecho. Representa a la Virgen María.
      Es de comentar que también se especula que no sean representaciones sagradas, Cristo imberbe y Virgen María, sino imagenes funerarias. Se sabe que en esta iglesia se dieron sepultura a miembros destacados de la aristocracia.
    • Por último, en dos sillares mas pequeños apilados sobre el de la representación del Cristo imberbe aparecen dos personajes con libros, posiblemente representación de los evangelistas.
    Quintanilla de las Viñas
    Vista Norte de la ermita, donde se puede apreciar
    los restos de los antiguos cimientos de la contrucción hoy desaparecida.
    (Presione para ampliar)